7 cambios que te ayudarán a aliviar el dolor de la fibromialgia

La fibromialgia es un trastorno capaz de producir un molesto dolor en todo el cuerpo.  Es una enfermedad compleja que tiene un tratamiento especifico, sin embargo se ha visto que la combinación de los fármacos y terapias con algunos cambios en el estilo de vida son eficaces para aliviar el dolor de la fibromialgia.

Al hablar de Fibromialgia se hace referencia a la presencia del dolor en los músculos y los tejidos fibrosos de los ligamentos y tendones, acompañado por fatiga, depresión, ansiedad e insomnio, estos síntomas aparecen de forma progresiva y persisten en el tiempo a pesar de que se instaure un tratamiento médico.  Por lo general, quienes padecen esta afección visitan a un gran número de especialistas antes de llegar al diagnóstico definitivo de esta enfermedad. Los aspectos relacionados con las causas y el origen la fibromialgia puedes encontrarlos en el articulo ¿Qué es la Fibromialgia?

Esta condición se presenta en un 2 a un 6% de la población general.  Aproximadamente 7 de cada 10 personas afectadas son mujeres entre los 20 y 50 años, aunque cada vez se están diagnosticando más casos en personas entre la séptima y la octava década de la vida.

Uno de los aspectos más inciertos en estos pacientes es la causa de esta afección, que aún no se ha definido. Es posible establecer relaciones causales entre la aparición de fibromialgia y antecedentes de traumatismos, especialmente el síndrome de latigazo cervical. Otra asociación se da con factores emocionales con un gran impacto psicológico o alta carga de estrés como las separaciones, conflictos familiares o laborales además de los factores genéticos, en relación con este último punto es importante señalar que se ha demostrado una mayor incidencia de fibromialgia cuando existen antecedentes familiares de esta enfermedad.

La Fibromialgia tiene un esquema de tratamiento específico y ya se cuenta con medicamentos aprobados para esta enfermedad que son capaces de regular los neurotransmisores afectados y controlar los síntomas, sin embargo el éxito en el tratamiento se logra cuando se combinan con la terapia física o rehabilitación y cambios en el estilo de vida.  Esta combinación es la fórmula más efectiva para lograr aliviar el dolor de la fibromialgia.

Los cambios en el estilo de vida te ayudarán a sentirte mejor y a aliviar el dolor de la fibromialgia en mayor proporción que el beneficio que se obtiene sólo con los fármacos.  Entre los cambios a implementar trata de incorporar los siguientes:

 

1 Evita el sedentarismo

La inactividad por costumbre o por evitar el dolor es lo peor que puedes hacer.  Tus músculos se debilitarán y sentirás mas cansancio.  Comienza por practicar actividad física de tipo aeróbico de bajo impacto como caminar o nadar, al principio hazlo solo por pocos minutos y en la medida que lo toleres aumenta el tiempo y la frecuencia con la que los practicas.  Aunque te parezca difícil creerlo, hacer ejercicio disminuirá tu cansancio y te ayudará a tener mayor resistencia física así como un mejor estado de ánimo.

2. Estírate

Parte importante del plan de fisioterapia que se aplica en personas con fibromialgia consiste en los estiramientos. Aunque hay posiciones encontradas en relación con esta práctica, la gran mayoría de quienes la padecen reportan que hacerlas de forma periódica les han ayudado a aliviar el dolor de la fibromialgia. Cuando te sientas dispuesto, o tu médico lo apruebe, inicia actividad física como Yoga o Pilates.

3. Cuida mejor lo que comes

Recuerda que eres lo que comes y en la Fibromialgia esto es aún más cierto Existen alimentos capaces de desencadenar crisis o aumentar tus dolencias, como por ejemplo el maní y el tomate. Además de ellos, procura evitar los lácteos, alimentos conservados, enlatados, congelados o con colorantes, prefiere los alimentos frescos, abundantes verduras y frutas, carnes blancas y recuerda tomar mucha agua.

La forma en la que los alimentos pueden agravar los síntomas de fibromialgia es mediante la activación de respuestas de hipersensibilidad similar a las alergias.  De hecho, gran número de personas con fibromialgia padecen del trastorno conocido como síndrome de intestino o colon irritable.

4. Mejora tus hábitos de sueño

Muchas veces somos responsables en parte de no poder dormir bien.  Pon en práctica una rutina antes de ir a la cama y procura cumplirla regularmente, haz una cena ligera al menos dos a tres horas antes de acostarte, date una ducha caliente, realiza una actividad relajante, evita ver televisión o usar dispositivos electrónicos con luz intensa, oscurece completamente tu habitación y quita los objetos que tengan luces molestas, estos pequeños cambios te serán de gran ayuda. Es importante no hacer actividad física en la noche, procura dejarla para la mañana o temprano en la tarde.

5. Se realista

¿Eres un superhombre o una supermujer? Pues entonces cuelga la capa… Una vida ajetreada de gran angustia con una lista interminable de compromisos y tareas no es para ti, aprende a decir que no, a organizar mejor el tiempo y poner lapsos realistas a las tareas sin sentir culpa.  No sacrifiques tu salud por tus obligaciones.

6. Aprende a manejar mejor tus emociones

Las emociones tienen un importante papel tanto en la aparición de la fibromialgia como en el desarrollo de crisis de dolor.  Incluso tener fibromialgia lleva por su parte a alterar las emociones, lo que hace que todo este tema sea muy complejo.

La forma en la que se asumen y se viven las dificultades puede afectar nuestra salud.  A veces llegar a desvastarse por alguna situación externa puede afectar el funcionamiento del cerebro haciendo que ocurran cambios como por ejemplo en la forma en que percibimos el dolor.  Esto es un importante mecanismo relacionado con el desarollo de la fibromialgia.

Por otra parte tenemos los estragos ocasionados por situaciones como sentir dolor en todo el cuerpo sin lograr un efectivo alivio, lo que se agrava por no poder dormir bien y descansar.  Esta fórmula es el sustrato ideal para desarrollar alteraciones emocionales como el estrés y la ansiedad.

7. Se constante con tu tratamiento si realmente quieres aliviar el dolor de la fibromialgia

Busca a un buen especialista y se formal con tus consultas y tus tratamientos, procura que sea alguien con quien puedas comunicarte, que sea abierto a responder tus preguntas e inquietudes, ten cuidado con las recomendaciones de terceros, aunque sean bien intencionadas pueden hacerte tomar malas decisiones.

La fibromialgia, como otras formas de dolor crónico, son condiciones que pueden mejorar siempre y cuando quien las padezca se encuentre realmente comprometido con su salud y este realmente dispuesto a hacer cambios por su bienestar que finalmente llevaran a aliviar el dolor de la fibromialgia.

Deja un comentario