Vivir con dolor

Millones de personas en el mundo tienen algún tipo de dolor.  Es una molestia que cada quien percibe de una forma distinta aunque sus consciencias son siempre las mismas: tristeza, desaliento y frustración.  A pesar de que muchas personas crean que deben aprender a vivir con dolor, esto no es del todo cierto.  Cambiar la forma en que se percibe este molesto síntoma puede hacer una gran diferencia.