Dolor muscular: Conoce las diversas causas que lo originan

El dolor muscular es una molestia muy común. Los músculos son susceptibles a varias condiciones que pueden afectarlos  Su correcta identificación es necesaria para poder implementar medidas que ayuden a eliminar las molestias y corregir las lesiones asociadas.

Leer másDolor muscular: Conoce las diversas causas que lo originan

Cómo quitar el dolor muscular de forma rápida y eficaz

El dolor muscular es una molestia que se relaciona con una gran cantidad de causas.  Es muy importante establecer su origen para poder así indicar el tratamiento específico más adecuado. Sin embargo, independientemente de éste, existen algunas medidas muy efectivas que pueden aplicarse en todos los casos de dolor muscular. En este artículo te explico cómo quitar el dolor muscular de forma sencilla y eficaz en casa.

Leer másCómo quitar el dolor muscular de forma rápida y eficaz

Dolor muscular por estatinas ¿Por qué ocurre y cuál es su tratamiento?

El dolor muscular por estatinas es un efecto secundario que acompaña al uso de los medicamentos para el colesterol, conocidos como estatinas. Si bien es poco frecuente, puede llevar a que sea necesario suspender este tratamiento. Algunas personas lo describen como dolor, otras lo perciben como un cansancio o pesadez en los músculos que les limitan para llevar a cabo sus actividades.Lo cierto es que este trastorno puede llevar a que la persona deba suspender el tratamiento con estatinas para reducir el colesterol.

¿Cuál es la razón por la que las estatinas producen dolor muscular?

Las estatinas son sustancias que inhiben la acción de una enzima relacionada con la producción de colesterol en el organismo.Su efecto no es específico sobre esta enzima, también se ha constatado que es capaz de afectar algunas proteínas relacionadas con el proceso de reparación muscular.Nuestros tejidos se encuentran en un constante remodelamiento. Aunque no tengamos una lesión como tal, la actividad diaria conlleva el desgaste de cierta cantidad de fibras que son reparadas sin que nos percatemos de ello.

 

¿Existe alguna forma de saber quién puede desarrollar dolor muscular por estatinas?

Este efecto es muy variable, sin embargo los pacientes que con mayor frecuencia desarrollan dolor muscular por estatinas tienen algunas características comunes que han sido consideradas factores de riesgo, estas incluyen:
  • Ser del sexo femenino
  • Tener más de 65 años de edad
  • Estar usando varios medicamentos para bajar los niveles de colesterol de forma simultánea
  • Padecer algún trastorno en el funcionamiento del hígado o los riñones
  • Tener diabetes o hipotiroidismo
  • Tomar cantidades excesivas de alcohol o ser alcohólico

Consejos que te ayudarán a controlar el dolor muscular por estatinas

Los pacientes que desarrollan dolor con el uso de estatinas pueden beneficiarse de algunos consejos que les ayudaran a combatir este molesto síntoma.

Es importante tratar de solventar este problema antes de suspender las estatinas, ya que esto último llevaría a perder el efecto beneficioso de estas sustancias sobre la salud cardiovascular.

Los siguientes consejos te pueden ser de ayuda para combatir el dolor muscular por estatinas, para implementarlos es necesario que consultes a tu médico:

  • Cambiar a otro tipo de estatina. No todas las estatinas tienen el mismo potencial para desarrollar dolor muscular. La estatina que se asocia a este efecto con mayor frecuencia es la simvastatina, que puede ser sustituida por otra molécula como la atorvastatina.
  • Disminuir la dosis de la estatina. Una opción es disminuir la dosis de la estatina, que puede llevarse a la mitad en cada toma, otra forma de hacerlo es mantener la dosis pero tomarla de forma interdiaria.  En algunos casos puede ser  necesario pasar a un esquema de una dosis baja dos o tres veces por semana.  Un punto clave a tener en cuenta es que cuando se disminuye la dosis de la estatina se disminuye también su efecto protector cardiovascular.
  • Suspender el tratamiento por un tiempo.  En algunos pacientes puede considerarse hacer breves descansos en el tratamiento para el colesterol, tras los cuales éste deberá ser retomado.
  • Identificar  las posibles interacciones con otros medicamentos que esté recibiendo. Existen muchos medicamentos que interactúan de forma no favorable con las estatinas, lo que puede llevar a un mayor riesgo de desarrollar dolor muscular por tratamiento para el colesterol. Entre ellos se encuentra el gemfibrozil, medicamento usado para disminuir los niveles de triglicéridos (no es recomendable usar estos medicamentos combinados), medicamentos para tratar las arritmias cardíacas (en especial la amiodarona), antibióticos como la claritromicina, medicinas para los hongos como el itraconazol y medicamentos para evitar el riesgo de rechazo a los trasplantes como la ciclosporina.
  • Disminuir la intensidad de la actividad física.  La actividad física se asocia con el desarrollo de dolor muscular.  Por lo que no es recomendable llevar a cabo una actividad física intensa si se tiene una afectación muscular originada por los medicamentos para bajar el colesterol.

 

¿Cuál es el tratamiento para el dolor muscular por estatinas?

 

Las personas que desarrollan dolor muscular por estatinas pueden aliviar sus síntomas con la combinación de Coenzima Q10 y Vitamina E.

Coenzima Q10

La coenzima Q10 es un antioxidante producido en el cuerpo por acción de la misma enzima que produce el colesterol.  Por lo que las estatinas también disminuyen su producción.

Una de las funciones de la coenzima Q10 es actuar a nivel de las mitocondrias para favorecer la producción de energía. 

Cuando esta coenzima se encentra en bajas concentraciones ocurren molestias como el cansancio y la falta de energía y se piensa que esta puede ser la causa de la aparición de dolor muscular, junto a la pérdida de la acción antioxidante que protege frente a los procesos como la degeneración del músculo.

Existen varios preparados de coenzima Q10, el que alcanza una mejor absorción y efectividad en el organismo es el ubiquinol.  Varios estudios clínicos muestran evidencia que permite recomendar la toma de 100 a 200 mg al día en aquellas personas que están siendo tratadas con medicamentos para bajar el colesterol.  También se ha visto que la combinación de coenzima Q10 con 400 U de vitamina E al día son efectivas en estos casos.

La coenzima Q 10 es un suplemento que puede ayudar a disminuir las molestias en los músculos relacionadas con el tratamiento con estatinas

 

Vitamina D

La vitamina D es una sustancia que cada día muestra tener un mayor impacto en la salud. Muchas personas tienen niveles bajos de esta vitamina en su cuerpo, por una parte por la tendencia a tener una mayor protección solar (asunto que no se discute) y por otro porque la vitamina D se produce por la acción de la luz solar sobre un derivado del colesterol, el 7-OH-colesterol, que se ve afectado en las personas que usan tratamiento con estatinas.

En la actualidad a toda persona con dolor muscular sostenido sin una causa aparente pareciera estar justificado determinar sus niveles de vitamina D.  Esto se puede efectuar con un examen de sangre.

En las personas con niveles bajos de esta vitamina debe indicarse un suplemento de vitamina D hasta alcanzar los valores normales.  La Vitamina D no puede tomarse de forma continua ya que puede acumularse y alcanzar niveles que lleven al desarrollo de toxicidad.

 

Suspender estatinas

Cuando el paciente no logra mejorar con estas medidas, o cuando la afectación muscular va más allá del dolor y pasa a ser una miopatía (lo que se determina al examinar al paciente y practicarle un estudio en sangre para determinar los niveles de una sustancia llamada CPK) se hace necesario suspender el tratamiento con estatinas.

Una vez suspendido por estas razones, el paciente no deberá volver a recibir este tipo de medicamentos para tratar su colesterol.

Los niveles elevados de colesterol pueden ocasionar un tipo especial de dolor, el dolor por isquemia.  Para saber más sobre este tema te invito a leer e articulo:

El colesterol elevado puede ocasionar dolor

¿Por qué se siguen usando las estatinas si pueden producir alteraciones en los músculos?

La evidencia científica sobre el beneficio cardiovascular de las estatinas es indiscutible. Se calcula que una disminución del colesterol LDL  (colesterol malo) de 2 mmol/l durante cinco años con atorvastatina 40 mg puede prevenir 1000 casos de infarto de miocardio, accidente cerebrovascular (ACV) y bypass coronario. Por otra parte, un meta-análisis reveló que por cada 39 mg/dl de reducción en el colesterol LDL, se reduce un 22% el riesgo de infarto de miocardio, ACV y revascularización, además de disminuir un 10% la mortalidad total en estos pacientes.

Bursitis ¿Qué es y cual es su tratamiento

Las bursitis son un tipo de lesión músculo esquelética que ocurren como consecuencia de un traumatismo, un movimiento brusco o la ejecución de movimientos repetitivos.

Al hablar de bursitis comúnmente se piensa en el hombro.  Si bien esa es una localización muy frecuente de estas lesiones, las bursitis pueden ocurrir cerca de cualquiera de las articulaciones.

¿Qué es una bursitis?

La bursitis es una enfermedad bastante molesta para quien la padece, se trata de un dolor de fuerte intensidad localizado alrededor de una articulación que se presenta posterior a un traumatismo, un esfuerzo o en relación con alguna actividad deportiva. Este trastorno es debido a la inflamación de una estructura conocida como bolsa serosa.

La bursitis se caracteriza por un intenso dolor sobre la articulación que se agrava e incluso llega a limitar los movimientos como en el caso del hombro que puede ver limitado su movimiento por una bursitis dando origen a la condición conocida como hombro congelado.

La inflamación hace que la bolsa se llene de líquido por lo que muchas veces es posible palparla como una masa o tumoración caliente que incluso puede acompañarse por enrojecimiento de la piel que se ubica por encima de ella.

¿Qué son las bolsas serosas?

Las bolsas serosas son una especie de bolsa rellena por un líquido similar al que se encuentra en el interior de las articulaciones, conocido como líquido sinovial.

Estas estructuras se localizan en las grandes articulaciones como el el hombro, codo, cadera, rodilla y tobillos, pudiendo existir varias bolsas en una misma articulación.

Su principal función es actuar como un sistema amortiguador del roce y del impacto durante los movimientos. Esto contribuye a proteger a los tendones de las prominencias de los huesos, evitando que lesionen durante los movimientos.

Causas de la bursitis

  • Realización de movimientos repetitivos que involucren una n articulación.
  • Ejecución de actividades en posturas sostenidas por largos periodos de tiempo.
  • Traumatismos directos sobre la articulación, relacionados con caídas, tropiezos o la realización de actividad física y practicas deportivas.

Síntomas de las bursitis

Las bursitis se caracteriza por ocasionar dolor muy intenso que se agrava con la ejecución de movimientos.

Además de esto se asocian molestias como limitación para los movimientos, aumento de volumen, inflamación y enrojecimiento.

Con frecuencia es posible que las bursitis se confundan con otros trastornos como las tendinitis.

Tipos específicos de bursitis

Muchas bolsas se localizan entre la articulación y la piel por lo que al ser accesibles pueden ser lesionadas con frecuencia como es el caso de la bolsa serosa del codo.  Esta se encuentra ubicada en la parte posterior de esta articulación,  se inflama al mantener el codo  apoyado o en personas que padecen artritis gotosa por elevación de los niveles de ácido úrico en sangre.

Otras bolsas localizadas superficialmente son las que se encuentran en la rodilla, por delante de la rotula que se inflaman al permanecer arrodillado o también al caer de rodillas y la bolsa serosa de la cadera que se inflama al permanecer mucho tiempo acostado sobre un mismo lado o al recibir un impacto o traumatismo a ese nivel.

Una bursitis muy común es la bursitis del hombro, esta se relaciona con la ejecución de movimientos bruscos llevados a cabo con los brazos colocados sobre la cabeza. Otra causa común de esta lesión es la realización de algunos tipos de deportes, especialmente el beisbol.

Condiciones que favorecen que se produzca una bursitis

Aunque la principal causa de bursitis son los traumatismos, existen condiciones que hacen que estas puedan ocurrir con mayor frecuencia, como lo es:

Diabetes. Los pacientes diabéticos tienen alteraciones en su sistema de defensas por lo que son mas susceptibles a desarrollar diversas enfermedades infecciosas, en estos es más frecuente la aparición de bursitis infecciosas que se relacionan con traumatismos y pequeñas heridas en la piel que cubre una bolsa serosa.

Gota. Las personas que padecen esta forma de artritis pueden presentar depósitos de cristales en las bolsas serosas lo cual las inflama, la mas afectada suele ser la bolsa olecraniana que se localiza por detrás del codo.

Sobrepeso y obesidad. El sobrepeso es un importante factor de riesgo para el desarrollo de artrosis de la rodilla, esta condición puede causar deformación de la articulación lo que genera sobrecarga al llevar a cabo los movimientos de flexión y extensión lo que finalmente lleva a la inflamación de las bolsas de la rodilla, especialmente la ubicada en su cara interna produciendo la busitis anserina o bursitis de la pata de ganso.

Factores ocupacionales. Las personas que deben permanecer arrodilladas mucho tiempo suelen desarrollar bursitis de la bolsa serosa prerrotuliana, tal es el caso de las personas domesticas, los albañiles que se dedican a la colocación de cerámica y otros recubrimientos para los pisos y los religiosos que deben permanecer arrodillados.

 Tratamiento de la bursitis

El tratamiento de esta afección es médico, en raros casos debe recurrirse a la cirugía para su resolución. Es importante que desde el mismo momento del inicio del dolor se adopten medidas para disminuir el dolor y la inflamación, como son:

  •  Suspender la actividad que la origino, en el caso de que se asocie con un esfuerzo o con movimientos repetitivos es importante el reposo.
  • Aplicar frío local con hielo o con una compresa de gel frío, esto debe hacerse varias veces al día por espacio de 5 a 10 minutos.
  • Hacer algunos estiramientos a tolerancia para evitar la limitación en el movimiento.
  • Usar antinflamatorios en pomada o tomados para controlar la inflamación y el dolor.
  • Evitar apoyarse sobre el área dolorosa.
  • Infiltración local con medicamentos que disminuyan el dolor y la inflamación.
  • Fisioterapia basada en la aplicación de medios físicos (frío, ultrasonido y electroterapia), movilizaciones y masajes.

Neuralgia del Trigémino ¿Qué es y cómo se trata este molesto dolor?

La neuralgia del trigémino es un trastorno que se caracteriza por producir dolor en la cara que puede ubicarse en la región de la frente, a nivel de la mejilla o en la mandíbula.  Te explico cómo reconocerlo y cuál es su tratamiento.

Se manifiesta en forma de descargas o tics dolorosos faciales que pueden durar desde varios segundos a un par de minutos, presentándose de forma repetida.

Se trata de un dolor realmente intenso que llega a ser incapacitante para quien lo padece. Es debido a la lesión de un nervio del rostro llamado trigémino.

¿Qué es el nervio trigémino?

El nervio trigémino es un nervio que se origina dentro del cráneo a nivel del tallo cerebral, una estructura ubicada en la base del cerebro.

Territorios de inervación de cada rama

Es el nervio más largo de la cabeza y constituye el quinto par craneal. Existen dos nervios trigéminos, uno para cada la do de la cara.

Una vez que emerge del cráneo, el trigémino se divide en tres ramas, la rama superior u oftálmica permite la sensibilidad de la frente y tejidos alrededor de los ojos, la rama media o maxilar superior inerva los pómulos, la parte externa de la nariz, así como la encía y dentadura superior y la rama maxilar inferior responsable de la sensibilidad de la mandíbula, encías y dentadura inferior.

Como se ve, el nervio trigémino es responsable de la sensibilidad facial, aunque también se encuentra relacionado con la función de los músculos responsables de la masticación.

Síntomas de la neuralgia del trigémino

La neuralgia del trigémino ocurre de forma unilateral, es decir, afecta a un solo lado de la cara. Puede abarcar una o más ramas del nervio.

El dolor facial intenso producido por esta afección se presenta en forma de crisis llamadas paroxismos o tics dolorosos.  Estos pueden durar desde algunos segundos a pocos minutos.

Las crisis dolorosas se caracterizan por un dolor súbito muy intenso y paralizante que puede ser percibido como una punzada o una sensación de ardor o quemazón.  Estas molestias se distribuyen en el trayecto de la rama del nervio trigémino afectada, pudiendo ocurrir a nivel de la frente, en los pómulos y parte media de la cara, así como en la mandíbula.

Las crisis dolorosas por lo general ocurren tras algún estímulo al nervio que puede presentarse al hablar, masticar, cepillarse los dientes, lavarse la cara, afeitarse o al aplicar algún cosmético.  Es común que existan algunos puntos que actúan como gatillo que desencadenan el dolor una vez que son estimulados. 

Esta molestia puede repetirse varias veces en el día, pero por suerte respeta el sueño y no suele ocurrir durante la noche. Las crisis pueden presentarse de forma regular por varios días alternando con periodos de tiempo sin dolor.

 

Causas y desencadenantes de la neuralgia facial

La Neuralgia del Trigémino es debida a la lesión del nervio responsable de la sensibilidad de la cara, conocido como Nervio Trigémino, la cual puede ocurrir en cualquier parte de su trayecto.

Este trastorno puede relacionarse con traumatismos, infartos del sistema nervioso, compresión por tumores o infecciones.  En ocasiones se relaciona con pequeñas dilataciones (aneurismas) de las arterias cerebrales próximas al nervio, lo cual causa su irritación desencadenando los síntomas.

En un gran número de casos es difícil establecer cuál es su causa. En ellos se habla de neuralgia del trigémino idiopática (sin causa conocida).

 

¿Quiénes se ven más afectados por este tipo de dolor en la cara?

Este tipo de neuralgia o dolor facial es un trastorno que se presenta en la edad adulta.  Es más frecuente en las mujeres que en los hombres, con una proporción 1,5 a 1.

Se estima que existen de 4 a 10 casos por cada 100.000 habitantes. Las personas que padecen enfermedades neurológicas como la esclerosis múltiple tienen 20 veces más riesgo de desarrollar dolor por lesión del nervio trigémino que la población general.

 

Cómo se hace el diagnóstico de la neuralgia del trigémino

El dolor en el rostro relacionado con la afectación del nervio trigémino es muy característico, por lo que este diagnóstico se sustenta en la descripción del dolor que narra el paciente. Se corrobora si durante el examen se presentan tics dolorosos tras palpar el rostro.

Como parte de la evaluación de estos pacientes es de utilidad practicar estudios como la resonancia magnética.

Este estudio permite obtener imágenes que pueden confirmar si el nervio se encuentra afectado por alguna lesión como aneurismas, tumores o procesos infecciosos.

 

Cuál es el tratamiento de la neuralgia del trigémino

El tratamiento de la neuralgia del trigémino es de dos tipos: tratamiento con fármacos y tratamiento con cirugía.

 

Medicamentos usados para tratar la neuralgia del trigémino

Los medicamentos empleados para tratar esta afección son los medicamentos llamados anticonvulsivantes.  Son fármacos que se emplean para tratar la epilepsia y otras formas de convulsiones.

Estos medicamentos actúan bloqueando la activación del nervio, lo que hace que no se produzca el dolor.

El medicamento más usado para tratar la neuralgia facial es la Carbamazepina.  Este anticonvulsivo se viene empleando en esta afección desde hace más de 40 años y en este momento sigue siendo el tratamiento de elección para la neuralgia del trigémino.

Su dosis es variable en cada paciente, por lo general la dosis de carbamazepina para tratar la neuralgia del trigémino oscila entre 200 a 1200 mg al día.  El tratamiento se inicia con dosis bajas (200 mg una vez al día al acostarse) y se va a aumentando progresivamente.  De esta manera el medicamento es mejor tolerado.

Los principales efectos secundarios de la carbamazepina incluyen mareos, somnolencia, visión doble y falta de coordinación al caminar.  Estas molestias ocurren al inicio del tratamiento cuando se comienza con dosis altas.  Iniciar dosis bajas e ir aumentándolas progresivamente ayuda a atenuar significativamente estas molestias.

Otros medicamentos que pueden usarse, en especial cuando la carbamazepina no es bien tolerada, son la lamotrigina, el topiramato y el baclofeno. Otra opción es combinar la carbamacepina con otros medicamentos anticonvulsivos como la gabapentina o pregabalina.

Es posible lograr buenos resultados al combinar el tratamiento con medicamentos con técnicas como el bloqueo o infiltración local en el trayecto del nervio y en la zona del dolor.

Tratamiento con cirugía

Cuando el dolor no logra controlarse adecuadamente con el uso de medicamentos, la cirugía se convierte en una opción a tomar en consideración.

 

 

Existen muchas técnicas para el tratamiento de la neuralgia del trigémino con cirugía.  Cuando el dolor se deba a la compresión del nervio, se encuentran indicadas técnicas que ayuden a separar el nervio trigémino de las arterias o lesiones que lo estén irritando.  Esto es muy efectivo y elimina el dolor de forma permanente en la gran mayoría de los casos.

Cuando no es posible evidenciar una causa directa de la lesión se pueden practicar técnicas como la ablación percutánea y la radiocirugía.  Ambos son procedimientos mínimamente invasivos que alivian el dolor pero pueden tener como secuela la perdida de la sensibilidad de la cara.

En el pasado la neuralgia del trigémino te podía llevar a la tumba

 

Hoy en día las personas con esta neuralgia facial cuentan con varias opciones que le ayudan a controlar e incluso eliminar este terrible dolor.

Antiguamente la falta de un tratamiento eficaz llevo a estos pacientes a tener que soportar un dolor realmente desesperante. Un número importante de los afectados llegó a optar por el suicidio frente esta afección, que en el pasado fue conocida como la enfermedad del suicidio ya que llevaba a quitarse la vida a quien la padecía por lo intenso e incapacitante del dolor.

 

¿Qué relación existe entre la neuralgia del nervio trigémino y los dientes?

 

En muchos casos el dolor que acompaña a la neuralgia es capaz de irradiar al maxilar siendo percibido como un dolor a nivel de los dientes.  Esto ha motivado a que muchas personas se efectúen tratamientos odontológicos o incluso extracciones dentales innecesarias antes de llegar a establecer el diagnóstico de este tipo de neuralgia.

Es relativamente común que las personas que padecen neuralgia del trigémino, que afecta a la rama maxilar superior o inferior, hayan pasado por varios odontólogos antes de que se haga el diagnóstico correcto de esta afección.

 

 

Costocondritis: Una causa frecuente de dolor en el pecho

 

 

 

 

 La costocondritis es un trastorno que produce dolor en la parte delantera del tórax, es decir, a nivel del pecho. Esta molestia es muy común y por lo general quien la padece teme estar desarrollando un dolor de origen cardíaco.

 

La costocondritis se debe a la inflamación del cartílago que une a cada costilla con el esternón, el hueso que se ubica en la parte central del pecho.  Esta enfermedad también se conoce como síndrome de Tietze.

 

¿Por qué ocurre la costocondritis?

 

Este trastorno puede aparecer de forma espontánea sin una causa aparente, muchas veces puede ser debido a pequeños traumatismos en el pecho principalmente durante caídas o al llevar a cabo algún esfuerzo. De forma característica el dolor aumenta su intensidad cuando se manipula la zona, mientras más toques la zona dolorosa más dolor tendrás.

Los principales factores relacionados con la aparición de una costocondritis son:

  • Esfuerzos. Llevar a cabo acciones como levantar objetos pesados.
  • Actividad física intensa. En especial ejercicios de resistencia o adoptar malas posturas en las que la espalda se encuentre encorvada hacia delante puede sobrecargar estas estructuras.
  • Traumatismos. Los traumatismos directos son una de las causas más comunes de la costocondritis.
  • Artritis.  Las personas con artritis tienen una mayor incidencia de costocondritis.

 

Las personas con costoncondritis suelen pensar que tienen algún problema en el corazón

¿Cómo se manifiesta la costocondritis?

 

La principal manifestación de la costocondritis es el dolor.  Este por lo general es descrito como una sensación de punzada u opresión.  Se ubica con mayor frecuencia del lado izquierdo del esternón.

 

Se trata de un dolor muy intenso, que afecta a más de una costilla. Todas las maniobras que aumentan la presión dentro del tórax agravan este dolor, por ejemplo al respirar profundo, al toser o al estornudar.  Es posible que la zona dolorida se encuentre abultada, inflamada y enrojecida.

 

¿Cómo aliviar el dolor producido por la costocondritis?

 

El tratamiento de la costocondritis se basa en lo siguiente:

  • Medicación antiinflamatoria.
  • Aplicación de frío local.
  • Evitar la causa que lo produjo.

 

Por ello se recomienda evitar los esfuerzos físicos, los movimientos bruscos y tratar las condiciones que produzcan síntomas como la tos y los estornudos.

 

Este dolor por lo general desaparece por completo tras dos o tres semanas.  Cuando el dolor persiste puede ser necesario llevar a cabo un esquema de infiltraciones sobre la zona afectada para desinflamarlo más rápidamente.

 

El dolor por constondritis puede confundirse con otros trastornos

 

Muchas personas han sufrido una costocondritis sin saber o entender que le sucede.  Por lo general asocian este dolor con algún problema cardíaco, también lo pueden confundir con otra condición que se conoce como la neuritis intercostal.

 

¿Cómo diferenciar la costocondritis de una neuritis intercostal?

 

La costocondritis es un dolor bien localizado en la parte delantera del pecho, al hacer presión sobre la zona aumenta el dolor. 

 

La neuritis intercostal es una molestia que también se relaciona con los esfuerzos y los traumatismos, aunque tiene otro patrón.  Produce un dolor que va desde la espalda hasta la parte anterior del pecho, en el espacio ubicado entre las costillas, pudiendo afectar uno o más trayectos. Es un dolor que se describe como un ardor o una sensación quemante.

 

Por lo general el dolor es más intenso hacia la parte lateral y anterior del tórax.

 

¿Cómo diferenciar la costocondritis del dolor relacionado con problemas del corazón?

 

Los problemas cardiovasculares que se manifiestan con dolor son principalmente las anginas y los infartos cardíacos.

 

El dolor de origen cardíaco se debe a la falla en la oxigenación del músculo del corazón.  Esto se relaciona con una disminución en el diámetro de las arterias coronarias, lo que trae como consecuencia que éstas no aporten la cantidad de oxigeno necesaria ante situaciones en las que aumenta la demanda del mismo (por ejemplo durante el ejercicio o cuando hay condiciones que aumentan los latidos cardíacos).

 

Cuando el corazón no recibe el oxígeno necesario ocurre una situación llamada isquemia.  Esto lleva a que se produzca un dolor que es descrito como una fuerte sensación de opresión en el pecho que limita la respiración y que se ubica en la parte izquierda pudiendo irradiarse hacia el brazo, el hombro o hacia el lado izquierdo de la mandíbula.

 

Por lo general, el dolor del ataque cardíaco se presenta a primeras horas de la mañana, también puede ocurrir en relación con alguna situación de intenso estrés emocional o esfuerzo físico.

¿La costocondritis forma parte de los síntomas de la fibromialgia?

 

Las personas con fibromialgia pueden desarrollar otros trastornos de la salud, por lo que también pueden tener costocondritis. 

En ocasiones piensan que este dolor forma parte de su enfermedad porque la fibromialgia produce dolor en unos puntos ubicados bajo las clavículas, sin embargo los puntos dolorosos de la fibromialgia no se deben a inflamación por lo que no tienen cambios como enrojecimiento o calor al tocarlos. 

La costocondritis en cambio sí es un proceso inflamatorio, por lo que puede haber aumento de volumen y calor en el sitio doloroso.  Esto permite diferenciar la condición de un punto doloroso de fibromialgia.  Además de esto, la costoconditis mejora con el uso de anti inflamatorios como el diclofenac o el ibuprofeno, mientras que estos medicamentos no producen ningún tipo de alivio en personas con fibromialgia.

Hernias discales: ¿Qué son, por que ocurren y cómo tratarlas?

 

 

 

Las hernias discales son lesiones que ocurren en los discos intervertebrales, principalmente por malas posturas y esfuerzos.  Suelen producir dolor intenso que puede ser episódico o continuo. Si bien son bastante molestas, en la mayoría de los casos es posible eliminar el dolor con tratamiento conservador, solo en un 20% de los casos ameritan cirugía.

 

Una Hernia Discal es una lesión que afecta a las estructuras que se encuentran a nivel de la columna vertebral, específicamente entre las vértebras que se conocen como discos intervertebrales.

  

 ¿Qué son los discos intervertebrales?

 

La columna vertebral está constituida por una serie de huesos llamados vértebras, estas se disponen una sobre otras como bloques formando cuatro segmentos o regiones que de arriba abajo son la región cervical, dorsal, lumbar y sacra, estas estructuras se unen entre sí por varios ligamentos.

En la parte anterior de las vértebras y separando las unas de otras se encuentran los discos intervertebrales.

Estos discos son estructuras blandas de consistencia gelatinosa, su función es actuar como un amortiguador que absorbe el impacto y permite el movimiento de las vértebras.

Están formados por una parte central conocida como núcleo pulposo, que se encuentra rodeado por un anillo fibroso que les da su forma característica.

 

 

Las hernias discales se originan por los esfuerzos

 

Fenómenos como la sobrecarga, los impactos y las malas posturas someten a los discos intervertebrales a una gran opresión, lo que favorece su proceso de desgaste.

Esto lleva a que estos inicialmente se abomben y protruyan hacia el canal medular, en fases más avanzadas es posible que el anillo fibroso se rompa con lo cual se produce la salida del núcleo pulposo dando origen a lo que se conoce como hernias discales.

 

¿Por qué las hernias discales son más frecuentes en la columna lumbar?

 

Las hernias discales al tener relación con los movimientos se producen en los segmentos móviles de la columna vertebral como son la columna cervical y la columna lumbar. Esta es la razón por la que no ocurren a nivel de la columna dorsal.

Las hernias discales son más frecuentes en la región lumbar, especialmente en su segmento inferior a nivel del disco que se encuentra entre la cuarta y quinta vértebra lumbar conocido como (L4-L5), así como entre la quinta vértebra lumbar y la primera sacra (L5-S1).

Este fenómeno se relaciona con el hecho de que la región lumbar es el segmento de la columna vertebral que tiene más sobrecarga mecánica.  El segundo lugar en frecuencia de aparición de los problemas discales es la columna cervical, a ese nivel se deben a los esfuerzos posturales que se producen por mantener la cabeza flexionada hacia adelante por largos períodos de tiempo.

 

Síntomas originados por la presencia de hernias discales

 

La principal manifestación de las hernias discales es el dolor, este se presenta en forma episódica con algún desencadenante identificable, suele durar varios días tras los cuales mejora.  Muchas veces desaparece para volver a presentarse ante un nuevo desencadenante, con el tiempo cada reagudización suele ser más intensa y tardar más días en mejorar.

Las hernias discales pueden originar compresión de estructuras cercanas como los nervios que salen de la medula espinal a la periferia, esta compresión irrita la raíz nerviosa ocasionando una alteración en su funcionamiento, esto se traduce en la aparición de molestias como dolor, ardor, hormigueo, sensación de punzadas o calambres, también puede acompañarse por sensación de adormecimiento y perdida de la fuerza muscular.

Cuando la hernia discal se produce en la columna cervical estos síntomas se localizan en el cuello y parte alta de la espalda pudiendo irradiarse a uno o ambos brazos, si la hernia se presenta en la columna lumbar las molestias abarcan la parte baja de la espalda y pueden irradiar a los glúteos y las piernas.

Las personas con hernias discales pueden presentar como único síntoma una molestia como presión o dolor en la región lumbar desencadenado por esfuerzos y movimientos que dura pocos días y desaparece completamente, en la medida que progresa el desgaste del disco el dolor se va presentando más frecuentemente ante esfuerzos de menor magnitud instalándose por tiempo más prolongado hasta que en algún momento ocurre una crisis dolorosa intensa como la Ciática.

 

¿Qué examen debe practicarse para confirmar la presencia de una hernia discal?

 

La presencia de una hernia discal se sospecha por los síntomas y su forma de evolucionar en el tiempo. Sin embargo es necesario llevar a cabo estudios que permitan visualizar los discos.

Las radiografías muestran señales indirectas, como por ejemplo, que dos vértebras se encuentran más cerca de lo normal.  Esto se relaciona con el hecho de que el elemento que se encuentra entre ambas se ha adelgazado. Un hallazgo como este puede hacer sospechar la presencia de una hernia discal, pero no confirma su existencia.

El estudio ideal para evaluar el estado de los discos intervertebrales, y por lo tanto confirmar el diagnóstico de una hernia discal, es la resonancia magnética.

La resonancia magnética permite visualizar mejor los tejidos blandos que no se muestran en las radiografías.  De esta forma, podemos tener detalles más precisos sobre el disco intervertebral, su estado, su localización, las lesiones que puede presentar y si se ha roto.  En este último caso también puede visualizarse si el material del disco que se ha herniado se encuentra afectando algún nervio o la médula espinal.

 

¿Cuál es el tratamiento las hernias discales?

 

Las hernias discales deben ser tratadas de forma conservadora en todos los casos.  Esto quiere decir que deben adoptarse medidas como el tratamiento con fármacos, la rehabilitación y los cambios en el estilo de vida.  La cirugía se reserva solo para aquellos casos en los que el tratamiento conservador no alivia los síntomas.

Una persona que tiene una hernia discal y que no siente ninguna molestia no debe ser operada.

 

Tratamiento con medicamentos

 

Los medicamentos usados en el tratamiento de las hernias discales son principalmente los anti inflamatorios.  Estos ayudan aliviar el dolor y la inflamación. Los más usados son el diclofenac y el ketoprofeno.

Cuando hay lesión de las raíces nerviosas, lo que se manifiesta por ardor, corrientazos o sensación quemante, se emplean medicamentos del tipo neuromoduladores.  Estos fármacos actúan bloqueando la transmisión de las señales dolorosas al cerebro que originan el dolor neuropático, molestia debida a las lesiones de los nervios.  Los medicamentos de este grupo más usados para el tratamiento de las hernias discales son la gabapentina y la pregabalina.

 

Tratamiento con fisioterapia

 

La fisioterapia o rehabilitación es el tratamiento inicial de la hernia discal.  Esta terapia consiste en el uso de medios físicos como el calor, la electricidad, el ultrasonido, los masajes y los ejercicios. Todos estos elementos permiten aliviar el dolor y la inflamación.

 

Infiltraciones

 

Las infiltraciones son un tipo de tratamiento dirigido a eliminar el dolor.  Pueden efectuarse con diversos tipos de medicamentos, en mi experiencia la infiltración más efectiva para eliminar el dolor producido por una hernia discal es la infiltración local con ozono, los resultados son excelentes y duraderos.

 

Cambios en el estilo de vida

 

Las molestias asociadas a la presencia de hernias discales mejoran mucho al adoptar algunos cambios en el estilo de vida, en especial los siguientes:

  1. Bajar de peso. Disminuir el peso corporal permite disminuir la sobrecarga sobre las vértebras, en especial a nivel lumbar, lo que alivia el dolor y disminuye las crisis dolorosas.
  2. Evitar las posturas sostenidas. Mantener una misma posición por mucho tiempo puede ocasionar tensión en los músculos y en las estructuras que rodean a las articulaciones, lo que lleva a que se lesionen. Por esta razón, es recomendable cambiar de posición con frecuencia o alternar entre distintas tareas, de forma que se usen distintos segmentos del cuerpo como mecanismo para evitar lesiones.
  3. Adoptar posturas correctas al levantar y trasladar objetos. Siempre deberá flexionarse las rodillas en vez de inclinar el tronco hacia adelante.
  4. Evitar el cigarrillo. Fumar cigarrillos es un hábito que se asocia con una mayor velocidad de desgaste del cartílago articular y de los discos intervertebrales.

 

“Las hernias discales son lesiones relacionadas con los esfuerzos y el impacto.  Cambiar las malas posturas, bajar de peso y una buena rehabilitación son suficientes para controlar el dolor y evitar una cirugía”

Condromalacia patelar: Una causa de dolor y traquido en las rodillas

Muchas personas jóvenes que acuden al médico por dolor en las rodillas reciben un diagnóstico poco claro: condromalacia patelar también llamada condromalacia de la rótula.  Consiste de una lesión de los cartílagos de la rodilla que si no se ataca adecuadamente puede llevar al desarrollo de la artrosis.  De ahí la importancia de identificarla y tratarla, para lo cual basta con una sencilla combinación de cambios en la alimentación, suplementos y ejercicios que te explicaremos en este artículo.

Leer másCondromalacia patelar: Una causa de dolor y traquido en las rodillas

Cómo quitar el dolor de las piernas por várices

El dolor en las piernas es una molestia muy común.  Con frecuencia es debido al cansancio por el ajetreo del día a día.  Sin embargo, en muchas personas su aparición se relaciona con factores como los problemas circulatorios y la aparición de cambios en las paredes de las venas que hacen que estas se dilaten apareciendo así lo que conocemos como várices.  En este articulo te explico que son las várices, porque ocurren y las mejores opciones que te enseñaran como quitar el dolor de las piernas por várices.

La mala circulación es una frase muy usada.  Por lo general se relaciona con los problemas que afectan a los vasos sanguíneos de las piernas que son de dos tipos, las arterias y las venas, ambos producen manifestaciones muy distintas. La enfermedad venosa es un trastorno más común en las mujeres, aunque también puede ocurrir en los hombres.  Es tan frecuente que 3 de cada 10 personas las tienen.  Por esto es importante tener información sobre este problema para prevenir su aparición.

Leer másCómo quitar el dolor de las piernas por várices

Cómo quitar el dolor menstrual

El dolor menstrual es una molestia que afecta a un gran número de mujeres.  Puede iniciarse con el sangrado menstrual o incluso unos días antes del período.  En este articulo encontrarás una guía completa que te explica cómo quitar el dolor menstrual combinando los medicamentos más apropiados para este tipo de dolor con una serie de terapias que puedes realizar tu misma en casa.

 

El dolor menstrual es una molestia bastante común en las mujeres jóvenes, en especial en aquellas que acaban de iniciar sus períodos menstruales.

Este tipo de dolor, que también es conocido como dismenorrea, es una molestia que se ubica en la parte baja del vientre.  Por lo general es descrito como una sensación tipo cólico, es decir, se trata de un dolor que aumenta y disminuye de intensidad de forma cíclica.

Puede iniciarse tanto con el primer día de la menstruación como en uno o dos días previos a la misma. En este último caso forma parte de un trastorno que se conoce como síndrome premenstrual.

Existen muchas opciones para aliviar el dolor menstrual tanto tratamientos con medicamentos, así como medidas que se pueden llevar a cabo en casa. A continuación te explicamos cómo quitar el dolor menstrual combinando medicamentos con terapias sencillas que puedes aplicarte tu misma.

 

Cómo quitar el dolor menstrual con medicamentos

Los medicamentos más utilizados para el alivio del dolor menstrual son de tres tipos principales: anti inflamatorios, antiespasmódicos y anticonceptivos.

Un consejo para que estos medicamentos sean más efectivos es tomarlo al inicio del dolor menstrual. Incluso en mujeres que sufren de dismenorrea de forma continua se recomienda tomarlo el día antes de que inicie el sangrado menstrual.

 

Analgésicos anti inflamatorios

Los analgésicos anti inflamatorios son medicamentos que ayudan a quitar el dolor y la inflamación.

Estos actúan interfiriendo con la producción de una serie de moléculas que se liberan durante la inflamación y que son responsables de la aparición del dolor.

Los anti inflamatorios más empleados para el tratamiento del dolor menstrual son el ibuprofeno y el ácido mefenámico (este último es el principio activo del medicamento Ponstan®).

Muchas mujeres que no pueden usar anti inflamatorios optan por los analgésicos puros. De ellos el más efectivo es la dipirona o metamizol (principio activo de la Novalcina®).  Los analgésicos comunes como el acetaminofén o paracetamol no ofrecen alivio en esta molestia por lo que no se recomienda su uso.

 

Medicamentos para los cólicos ó antiespasmódicos

Un grupo de medicamentos muy usados para quitar el dolor menstrual son los anti espasmódicos como la hioscina (principio activo de la Buscapina®).

Estos medicamentos ayudan a evitar la contracción del músculo liso, principal tipo de musculo que conforma las paredes de los órganos internos, como es el caso del útero.  Esta contracción es la principal causa de los cólicos que caracterizan al dolor menstrual.

 

Medicamentos anticonceptivos

Otro tipo de medicamentos que se utiliza para quitar el dolor menstrual son los anticonceptivos.  Se trata del uso de combinaciones hormonales que regulan la ovulación y son capaces además de estabilizar o tratar diversas afecciones hormonales que pudieran estar ocasionando dolor.

Los anticonceptivos pueden emplearse tanto en forma oral como en inyecciones.  Incluso existen dispositivos intrauterinos (DIU) que liberan pequeñas cantidades de hormonas que pueden aliviar la dismenorrea.

 

Cómo quitar el dolor menstrual con terapias que tú misma puedes aplicarte en casa

 

El dolor menstrual también puede combatirse aplicando una serie de terapias sencillas que pueden realizarse en casa.

A continuación te muestro cómo quitar el dolor menstrual con una serie de terapias sencillas y accesibles que puedes aplicarte tu misma en casa.

 

Aplicación de calor en el vientre

El calor local es un gran aliado a la hora de aliviar muchos tipos de dolores. El dolor menstrual no escapa a esto, de hecho es uno de los dolores que responde mejor al tratamiento con calor.

La mejor forma de aplicar calor es usando una bolsa de agua caliente o una manta térmica.  Esta debe ser colocada sobre el abdomen teniendo cuidado de no hacerlo de forma directa.  Lo recomendable es colocar una toalla humedecida en agua caliente sobre tu abdomen y encima de ésta la manta térmica o la bolsa de agua caliente.

Puedes dejar el calor actuar por un tiempo breve, en promedio de 10 a 15 minutos.  Puedes repetir esta aplicación varias veces al día.  Otra forma de aplicar calor es dándote una ducha caliente, dejando que el agua caiga un buen rato sobre el vientre.

 

Actividad física

Varios estudios indican que las mujeres sedentarias son más propensas a tener dolor menstrual que aquellas que practican algún tipo de activad física.

Realizar ejercicios ayuda a liberar endorfinas y también contribuye a disminuir el volumen de tejido adiposo.  Este tejido conformado por células llenas de grasa, es un lugar en donde se producen hormonas femeninas del tipo estrógenos.  Por esta razón factores como el sobrepeso y la obesidad pueden causar desbalance hormonales que pudieran ser la causa del dolor menstrual.

Los ejercicios aeróbicos y también las actividades como el yoga son muy beneficiosos para aliviar el dolor menstrual. Se recomienda realizarlos al menos dos a tres veces por semana.

 

Ácidos grasos Omega 3

Los ácidos grasos Omega 3 tienen un importante efecto anti inflamatorio. Esto hace que sus bondades vayan más allá de la salud cardiovascular y la salud articular, también se ha visto que son eficaces para ayudar a quitar el dolor menstrual.

Este tipo de grasas buenas para la salud, pueden ser incluidas en la alimentación bajo la forma de suplementos.  También pueden obtenerse a partir de alimentos como los pescados, frutos secos o semillas como es el caso de la linaza, que es una fuente importante de ácidos grasos del tipo Omega 3.

Así como las grasas buenas son de gran ayuda, se ha visto que consumir grasas poliinsaturadas contribuye a producir más inflamación y por ende más dolor.  Estas grasas malas son las que se encuentran en los alimentos fritos y comidas rápidas.  Si sufres de dolor menstrual y realmente deseas aliviarte debes dejar de consumir ese tipo de alimentos.

 

Té de Jengibre

El jengibre es una raíz originaria de Asia que tiene varias propiedades medicinales.  Una de ellas es su poder antiinflamatorio.

Entre los beneficios del jengibre se encuentra su capacidad de aliviar el dolor muscular, tanto del músculo liso como del músculo esquelético.  De hecho es empleado para aliviar el dolor muscular relacionado con hacer ejercicios.

Puedes consumir esta raíz bien sea como un ingrediente que puedes incorporar a tus comidas o como un té o infusión.

 

Cómo preparar una infusión o té de jengibre para quitar el dolor menstrual
Coloca agua a hervir en una olla, al hervir agrégale un trozo de raíz jengibre picado, deja hervir un par de minutos, Apaga el fuego y déjalo reposar. Una vez que enfríe un poco puedes tomarlo solo o con unas gotas de limón.

Meditación y relajación

Una medida de gran ayuda en las mujeres que sufren de dolor menstrual es adoptar técnicas de meditación y relajación.

Se ha visto que el control del estrés y la ansiedad, así como la aplicación de diversas técnicas que ayuden a relajar, tienen un importante impacto para aliviar varios tipos de dolor entre ellos el dolor relacionado con el ciclo menstrual.

 

¿Conoces o has realizado alguna otra terapia que te haya ayudado a aliviar el dolor menstrual?

Compártela con nosotros, seguramente será de ayuda para muchas mujeres aprendan cómo quitar el dolor menstrual.