Cómo desinflamar el hígado

Las fiestas de navidad y año nuevo son un momento propicio para compartir y disfrutar con familia y amigos, en ellas liberamos nuestras mentes y nos relajamos un poco del estrés, sin embargo, no todo es armonía en nuestro organismo, al menos no para un importante órgano como es el hígado, que deberá llevar toda la carga de los excesos de estas y muchas otras fechas festivas. Por esta razón quiero compartir contigo lo que debemos hacer para ayudar a desinflamar el hígado y garantizar que siga cumpliendo sus funciones, imprescindibles para nuestra vida.

 

Los excesos pueden afectar el hígado

Las cenas decembrinas, aniversarios, cumpleaños, bodas e incluso una escapada a un buen restaurante, suelen ser un verdadero deleite, en donde no se escatima en calorías.  Carnes, salsas, cremas, pasteles, postres y sobre todo diferentes tipos de bebidas con alcohol son los compañeros infaltables en estas fiestas. Pero una vez ingeridos alguien debe encargarse de procesarlos y es allí en donde el hígado debe dar un paso al frente y ponerse a trabajar.

El sistema digestivo es la puerta de entrada de los nutrientes al organismo. Estos se obtienen a partir de los alimentos. Idealmente deberíamos alimentarnos con frutas frescas, vegetales y carnes magras.  Sin embargo la gastronomía ha tomado los alimentos para someterlos a diversos procesos que si bien mejoran su sabor y presentación, los llenan de compuestos como aditivos, azúcares, colorantes, grasas y conservantes que entran a nuestro cuerpo y deben ser eliminados de alguna manera. A esto debe sumarse los medicamentos que se consumen, así como una gran variedad de tóxicos que ingerimos sin siquiera percatarnos de ello. Allí es donde entra en juego el hígado.

 

El hígado tiene una ubicación estratégica en el cuerpo

Este órgano ubicado en la parte superior derecha del abdomen. Recibe la circulación venosa procedente del intestino, esta sangre viene cargada de las diversas sustancias que son absorbidas a nivel intestinal.  Luego de ser “filtrada” continua su viaje a la circulación general a través de la vena cava inferior hacia el corazón.

 

Esta ubicación hace que el hígado sea el primer órgano con el que entren en contacto los alimentos, tóxicos e incluso microrganismos como virus, parásitos y bacterias que son absorbidos por el intestino.  Esto explica porque muchas enfermedades intestinales, así como los excesos en la alimentación tengan tanto impacto sobre este órgano.

 

El hígado cumple más de 500 funciones distintas en el organismo

El hígado es una especie de laboratorio químico que cumple más 500 importantes funciones para el organismo. Estas incluyen:

  • Procesamiento del azúcar en la sangre para su acumulación como glucógeno.
  • Degradación del glucógeno para mantener los niveles de azúcar en la sangre en condiciones de ayuno.
  • Producción de hormonas.
  • Síntesis de los factores de coagulación de la sangre.
  • Elaboración de proteínas.  Especialmente la albumina, necesaria para mantener los niveles de líquidos en la sangre y proteínas necesarias para el buen funcionamiento del sistema de defensas.
  • Inactivación de diversos químicos (provenientes principalmente de los medicamentos) para que puedan ser eliminados por el organismo.
  • Elaboración de la bilis, necesaria para poder absorber las grasa y algunas vitaminas (Vitamina A, D, E y K).
  • Procesamiento del alcohol ingerido.
  • Metabolismo de diversos medicamentos.
  • Desactivación de sustancias tóxicas para su eliminación.

 

Los excesos en la alimentación pueden dañar el hígado

 

 

Los excesos de azúcares y grasas en la dieta pueden sobrecargar al hígado y hacer que se acumule grasa en su interior, lo que termina inflamándolo.

Hígado graso

El organismo no tiene forma de eliminar los excesos de grasas y azúcares que son ingeridos con la dieta, así que el hígado los convierte en un tipo de grasa llamada triglicéridos que es almacenada para su uso futuro.

Cuando los triglicéridos se producen en exceso comienzan a aumentar el tamaño de sus depósitos en el hígado, además del tejido adiposo del abdomen, originando lo que se conoce como hígado graso, que en términos médicos se denomina esteatosis hepática.  Esta condición afecta el normal funcionamiento del hígado, constituyendo el primer paso en el camino que lleva a la cirrosis hepática.

En la mayoría de los casos el hígado puede estar sobrecargado o en fase de hígado graso sin que exista ninguna molestia. La única forma de determinarlo es mediante estudios de laboratorio o al realizarse estudios de imagen como el ultrasonido abdominal.  Por esta razón no se suelen tomar medidas hasta que ya la condición es avanzada.

Algunas personas pueden sentir sensaciones como pesadez o una ligera presión en la parte superior derecha del abdomen.  En especial en épocas en las que llevan cabo excesos tanto en su alimentación como en la ingesta de alcohol.

Hepatitis

Existe otra forma de daño hepático en la cual hay además inflamación de las células, se conoce como hepatitis. Una persona con hepatitis refiere tener cansancio e inapetencia por varios días, muchas veces esto le dificulta llevar a cabo sus actividades diarias, posteriormente se asocian dolor en la parte superior derecha del abdomen, una coloración amarillenta de la piel y de la parte blanca de los ojos (escleróticas), que se conoce como ictericia y la emisión de orina de color oscuro.

 

 

Las hepatitis suelen ser debidas a la infección por microorganismos, por lo general virus.  Sin embargo, en los casos de hígado graso severo, la misma infiltración de grasa produce inflamación, esto se conoce como esteatohepatitis.

 

¿Sabías que los niveles elevados de colesterol pueden ocasionar dolor? Aquí te explicamos por que ocurre esto:

El colesterol elevado puede ocasionar dolor

Cambios que te ayudarán a desinflamar el hígado

La mejor forma de desinflamar el hígado es poniendo en práctica de algunos hábitos que lleven a un estilo de vida más saludable.

Ya pasadas las fiestas debemos moderarnos en la ingesta de alimentos grasosos o con grandes cantidades de harinas y azúcares refinados; volvamos a los alimentos menos procesados, carnes a la plancha, vegetales y frutas, tratemos de caminar un poco o hacer alguna actividad deportiva que ayude a quemar el exceso de energía acumulada en forma de grasa en el organismo y frenemos o bajemos considerablemente el consumo de bebidas alcohólicas, esto ayudara enormemente a bajar el ritmo de trabajo del hígado y a desinflamarlo, lo que hará que se torne más eficiente en sus funciones.

Las personas con hígado graso o enfermedades del hígado deben evitar la ingesta de suplementos o alimentos ricos en hierro, ya que su exceso puede dañar el hígado.

¿Sabías que las personas con trastornos del hígado deben evitar suplementos y vitaminas que contengan hierro?Haz click para twittear

Suplementos que son de ayuda para desinflamar el hígado

Existen varios compuestos que ayudan a desinflamar el hígado.  Uno muy usado por su efectividad es el cardo lechoso, aunque también se obtienen varios beneficios con el uso de la vitamina E.

 

Cardo lechoso o silimarina

Es un suplemento obtenido a partir de una planta Silybum marianum originaria de Europa.  Su principio activo es la silimarina, un flavonoide con una gran capacidad antioxidante que además es capaz de desinflamar el hígado por su efecto directo sobre sus células, conocidas como hepatocitos.

Varios estudios médicos han concluido que la silimarina contribuye a disminuir la cantidad de depósitos de grasa en el hígado, ayuda a combatir la inflamación del hígado llamada hepatitis e incluso pudiera tener un papel protector frente al desarrollo de cáncer de hígado.

Existen varias presnetaciones de cardo lechoso, la más recomendada es la que contiene 840 mg, que debe usarse una o dos veces al día, de acuerdo al grado de  lesión existente.

Vitamina E

La vitamina E es un potente antioxidante cuyo uso ha demostrado disminuir el desarrollo de fibrosis en personas con hígado graso.

La importancia de esto radica en el hecho de que la fibrosis es responsable de los cambios en la arquitectura de las células del hígado que lleva a la aparición de la cirrosis hepática.

 

Remedios naturales para desinflamar el hígado

Existen varias plantas que han mostrado tener efectos beneficiosos sobre los procesos inflamatorios que afectan a las células hepáticas.  A continuación te enuncio las más usadas por su efectividad.

Diente de León (Taraxacum officinale)

Esta planta es muy conocida, por años ha sido usada para tratar los trastornos del hígado.

Varios estudios han confirmado que es rica en antioxidantes, especialmente de tipo flavonoides, que actúan por tres mecanismos principales:

  1. Estabilización de la membrana celular previniendo así la degeneración de las células.
  2. Regeneración de las células hepáticas.
  3. Activación de las enzimas antioxidantes tal como la catalasa y la glutatión peroxidasa.

Romero (Rosmarinus officinalis)

Esta planta es un arbusto muy usado como especie por su aroma. Tiene efectos como protector gástrico, al aliviar síntomas como el dolor y la acidez estomacal, igualmente es un antioxidante rico en flavonoides que protege al hígado frente al daño por químicos o por depósitos de grasa.

Ambas plantas tienen en común ser ricas en flavonoides, compuestos que tienen una gran eficacia al momento de desinflamar el hígado.

 

El diente de león y el romero son excelentes remedios naturales para desinflamar el hígado en personas con hígado graso y hepatitisHaz click para twittear
¿Te ha sido de utilidad este artículo?
[Total: 11 Average: 2.7]

Deja un comentario