Cómo quitar el dolor muscular de forma rápida y eficaz

Cómo quitar el dolor muscular de forma rápida y eficaz

El dolor muscular es una molestia que se relaciona con una gran cantidad de causas.  Es muy importante establecer su origen para poder así indicar el tratamiento específico más adecuado. Sin embargo, independientemente de éste, existen algunas medidas muy efectivas que pueden aplicarse en todos los casos de dolor muscular. En este artículo te explico cómo quitar el dolor muscular de forma sencilla y eficaz en casa.

Medidas que te ayudarán a quitar el dolor muscular

A continuación encontrarás que debes hacer para aliviar de forma eficaz el dolor muscular. Puedes implementar varias de ellas en forma simultánea.

Puedes dejar tus dudas o comentarios al final del articulo.

 

Cómo quitar el dolor muscular con reposo

El reposo es una medida que ayuda a aliviar el dolor muscular.  Esto se debe a que los músculos adoloridos e inflamados empeoran su condición con la actividad física.

En el caso del dolor relacionado con los esfuerzos, el ejercicio o la práctica de algún deporte, es necesario suspender la actividad física y hacer reposo absoluto las primeras 48 horas tras lesión que es el momento en el que hay mayor inflamación.

En el caso del dolor crónico o prolongado de la parte baja de la espalda, el reposo debe ser relativo.  Deben evitarse los esfuerzos y la adopción de posturas sostenidas.  Sin embargo, el reposo absoluto y permanecer en cama debe ser evitado, ya que pueden llevar al debilitamiento de los músculos lo que agravaría aún más el dolor de espalda.

 

Cómo quitar el dolor muscular aplicando frío local

El mejor aliado de las lesiones agudas es el frío. Este medio físico ayuda a disminuir tanto el dolor como la inflamación, permitiendo una más rápida recuperación.Haz click para twittear

Se considera que una lesión está en su fase aguda durante las primeras 48 horas tras su aparición. Este es el mejor momento para aplicar frío.

El frío local puede ser aplicado mediante la colocación de compresas  de gel, de bolsas de hielo o incluso una piedra de hielo directamente sobre la lesión.

Se recomienda cubrir la zona adolorida con una toalla y encima de esta colocar el medio frío, esto permite evitar lesiones de la piel como quemaduras por baja temperatura.  Este debe mantenerse por un espacio de 5 a 10 minutos y aplicarse cada 3 o 4 horas.

Uno de los principales efectos del frío es disminuir el diámetro de los vasos sanguíneos.  Al disminuir el flujo de sangre por el tejido logra controlar el desarrollo del moretón o hematoma.

Al disminuir el flujo sanguíneo, disminuye también la llegada de sustancias y células reparadoras, todo un equipo de rescate que pueden hacer su trabajo gracias a la inflamación.  Mientras más prolongada o más frecuente sea la exposición al hielo, mayor impacto tendrá sobre el proceso inflamatorio. Por esta razón no es recomendable dejar el hielo por más de 15 minutos en cada aplicación.

El frío actúa sobre terminaciones nerviosas de la piel produciendo analgesia, es decir, aliviando el dolor como una especie de anestésico. Esto es beneficioso ya que además de contribuir a mejorar el estado general de quien se ha lesionado, interrumpe que el dolor se prolongue en el tiempo dando paso a un tipo de dolor conocido como dolor crónico.

 

Cómo quitar el dolor muscular con calor local

El calor es un buen aliado en el caso del dolor que persiste más allá de las 48 horas y también en el caso del dolor que tiene ya algún tiempo, llamado dolor crónico.  También es efectivo en el dolor muscular asociado con enfermedades articulares en personas afectadas por diversos tipos de reumatismo.

Para obtener un mayor alivio se recomienda aplicar el calor húmedo en vez del calor seco. Para ello lo más práctico es colocar una toalla humedecida en agua caliente sobre la espalda de 15 a 20 minutos tres o cuatro veces al día. Es importante usar una temperatura que sea tolerable para evitar una quemadura.

El calor obtenido por la colocación directa de una manta eléctrica ó fomentera seca, así como  con lámparas infrarrojas es menos eficaz que el calor húmedo.

 

Cómo quitar el dolor muscular con masajes

Los beneficios se originan mediante el principio de hiperestimulación. Cuando se produce una estimulación prolongada, se activan mecanismos protectores cuya finalidad es bloquear las sobrecargas sensoriales lo que lleva a que ocurra un estado de relajación.

Algo similar sucede al aplicar frío, calor, electricidad o digitopuntura. En el caso de ser aplicado sobre zonas en donde existen contracturas o tensión muscular se logra relajar el músculo y aliviar el dolor.

Otro beneficio es su efecto estimulante sobre el flujo sanguíneo mejorando la circulación a los tejidos, lo que permite que estos tengan tanto una mejor oxigenación como un mejor aporte de nutrientes. Igualmente se favorecen los procesos de excreción de sustancias de desechos que se acumulan tanto en el músculo como en los tejidos que lo rodean.

Es una herramienta que permite aliviar el dolor, disminuir la inflamación, recuperar el movimiento, drenar líquidos acumulados e incluso reparar lesiones como las distensiones y desgarros musculares. El masaje descontracturante está incluido como uno de los elementos que se llevan a cabo durante una sesión de rehabilitación.

Existen varias técnicas que puedes poner en practica para hacerte un masaje a ti mismo, esto se conoce como automasaje.

 

A continuación te dejo un video donde se explica la técnica para hacerte un automasaje en el cuello y hombros.

 

En este video se explica la técnica para un automasaje en la parte baja de la espalda.

 

Cómo quitar el dolor muscular con ejercicios

Los ejercicios permiten lograr una recuperación más completa y en menor tiempo.  La ejercitación de los músculos ayuda a fortalecerlos con lo cual se tornan más resistentes a las lesiones.

Otro efecto beneficioso de los ejercicios es que permiten recuperar y mantener los rangos de movilidad articular, al prevenir el acortamiento de los músculos.

En el caso del dolor muscular relacionado con tensión o contracturas, los ejercicios de estiramiento resultan de gran ayuda. Aquí encontrarás un video en el que se combina una técnica de estiramiento de la espalda y piernas con la respiración que puedes hacer una o dos veces al día, te tomara solo 5 minutos hacerlo y será de gran ayuda para aliviar el dolor por tensión muscular.

 

 

Cómo quitar el dolor muscular con la inmovilización

La inmovilización es de mucha ayuda en el caso de lesiones traumáticas o cuando hay contracturas musculares severas como la tortícolis.

Dependiendo de los músculos afectados se podrá usar un collarín, una férula o un vendaje. Independientemente del tipo de inmovilización que se aplique, es necesario retirar estos implementos para ejercitar los músculos de la zona afectada.

La inmovilización sostenida de una parte del cuerpo es contraproducente, ya que  puede llevar a la pérdida de la masa muscular y debilitamiento del músculo.

 

Cómo quitar el dolor muscular con medicamentos

Es posible que en el caso de un dolor muscular muy intenso sea necesario usar medicamentos para lograr un mayor alivio.

Existen varios tipos de fármacos que pueden ser de ayuda para aliviar el dolor muscular, estos incluyen:

 

Analgésicos

Los analgésicos son medicamentos usados para aliviar el dolor. Existen varios tipos, los analgésicos puros, los analgésicos anti inflamatorios y los opioides.  Existen otros tipos de medicamentos con efecto analgésico, pero se usan para tratar dolores distintos al dolor muscular.

El analgésico más empleado para tratar el dolor muscular es el acetaminofén o paracetamol. Este fármaco es el medicamento que debe usarse en el caso de dolor por infección, en especial en el caso de virus que pueden afectar las plaquetas y por lo tanto pueden llevar al desarrollo de hemorragias, como es el caso del virus del dengue. En estos casos también es beneficioso el efecto antipirético, que ayuda a bajar la fiebre.

 

Anti inflamatorios

En algunos casos es posible que el médico indique medicamentos anti inflamatorios para ayudar a aliviar el dolor y la inflamación.  Estos pueden usarse en forma tópica como pomadas o tomados por vía oral. Los más usados para aliviar el dolor muscular son el diclofenac y el ibuprofeno.

Los anti inflamatorios deben usarse por tiempos cortos y a dosis bajas.  La inflamación es un proceso normal que es necesario para que ocurra la reparación de los tejidos, por lo que no se debe suprimir por completo.

 

Relajantes musculares

Los relajantes musculares son medicamentos que como indica su nombre son capaces de eliminarla contractura y tensión muscular.  Estos medicamentos son muy útiles en el caso de dolor asociado a movimientos repetitivos o posturas sostenidas.

Lo relajantes musculares más usados son el tiocolchicósido y la tizanidina.  Pueden emplearse solos o en combinación con acetaminofén o anti inflamatorios.

 

Cómo quitar el dolor muscular con remedios naturales

Existen muchos remedios naturales que han sido usados por largo tiempo para el alivio del muscular.  Debo decir que muchos pacientes me han confirmado su efectividad.

Los más usados son:

Jengibre.  El jengibre empleado en forma de infusión es un gran aliado para aliviar el dolor muscular ocasionado por inflamación o por la actividad física. En el siguiente enlace encontrarás un artículo en el que se explica como preparar esta infusión: Jengibre para el dolor articular.

Hojas de mango.  Las hojas de mango preparadas también en infusión son eficaces para ayudar a combatir el dolor que se acompaña por inflamación, en especial si también se encuentran involucradas las articulaciones.  Tengo una interesante experiencia personal con el brote de Chikungunya ocurrido en el 2015, en el que esta infusión fue de gran ayuda para aliviar el dolor en los pacientes.

Vinagre de manzana.  Este vinagre es útil para aliviar el dolor relacionado con traumatismos y lesiones por sobreuso.  Una buena forma de usarlo es haciendo masajes o friegas sobre la piel y colocando a continuación arcilla y un vendaje.  Esto puede hacerse antes de acostarse y dejarlo durante toda la noche.

Árnica. El árnica es una planta de la que se obtiene el remedio homeopático árnica montana.

El árnica es un excelente remedio para aliviar el dolor por traumatismos, heridas y cirugías. Puede usarse la tintura de árnica, la infusión realizada con las hojas y las flores o incluso los glóbulos o gotas homeopáticos.Haz click para twittear

 

Suspender algunos medicamentos que estés recibiendo puede ayudar a aliviar el dolor muscular

En ocasiones es posible que el dolor muscular se presente como un efecto secundario de algunos medicamentos. En estos casos puede ser necesario disminuir la dosis, cambiar el medicamento o incluso suspender el tratamiento para poder quitar el dolor muscular.

Los medicamentos que con mayor frecuencia se relacionan con este síntoma son los empleados para disminuir el nivel de colesterol en la sangre conocidos como estatinas.  Estos incluyen fármacos como la atorvastatina, simvastatina, rosuvastatina y pravastatina.

¿Sabías que los medicamentos para tratar los niveles elevados de colesterol pueden producir dolor en los músculos? Te invito a leer el artículo:  

Dolor muscular por estatinas: ¿Por qué ocurre y cómo tratarlo?

 

¿Te ha sido de utilidad este artículo?
[Total: 2 Average: 3]

Deja un comentario

Compartir
+1
Twittear