Cómo quitar el dolor lumbar

El dolor en la región lumbar es la primera causa de consulta al médico.  Así que podemos decir que es el dolor más frecuente.  Se estima que todos lo tendremos en algún momento de nuestras vidas, por lo que será de mucha utilidad explicar cómo quitar el dolor lumbar.  Se incluirán las diversas herramientas que puedes poner en práctica, tanto con medicamentos, terapias o tratamientos que tú mismo puedes aplicarte en casa.

 

Las personas afectadas por dolor lumbar pueden tener un dolor de intensidad variable.  Este puede ir desde una simple molestia hasta un dolor realmente insoportable e incapacitante.

El dolor lumbar se origina en la parte baja de la espalda, a nivel de la cintura. Esta molestia también se conoce como lumbago.  Cuando el dolor lumbar corre hacia una o ambas piernas pasa a llamarse lumbociatalgia, ya que se origina una combinación de dolor lumbar y dolor por ciática.

 

¿A qué se debe el dolor lumbar?

Esta molestia ocurre principalmente como consecuencia de tres cosas:

  • Permanecer mucho tiempo en la misma posición, principalmente estar sentado
  • Levantar objetos pesados de forma inadecuada
  • Tener sobrepeso

La columna lumbar al ser la parte final de la columna vertebral, carga el peso de la parte superior del cuerpo.  Problemas como el sobrepeso generan más sobrecarga, e incluso hacen que la curva de la columna sea más pronunciada lo que hace que las cargas se distribuyan de una forma inadecuada.

Adoptar posturas por un tiempo prolongado genera sobrecargas sobre los discos intervertebrales.  Esto favorece que se degeneren, se debiliten y se rompan originando así las hernias discales. La postura que suele ocasionar más molestias es la flexión del tronco, que se produce al inclinarse hacia adelante o al permanecer mucho tiempo sentado.

Adoptar posturas incorrectas puede lesionar tu espalda, pero debes saber que incluso una postura adecuada sostenida por mucho tiempo también puede ocasionar lesiones.

 

 Cómo quitar el dolor lumbar con medicamentos

Los medicamentos son de gran ayuda para aliviar el dolor lumbar.  Los más utilizados incluyen los anti inflamatorios, relajantes musculares, complejo de vitaminas del grupo B.

 

Anti inflamatorios

Estos medicamentos ayudar a aliviar el dolor y la inflamación.  Los más usados son el ibupropfeno, diclofenac, el ketoprofeno, meloxicam y el naproxeno. Por lo general se indican por unos 7 a 10 días.

Estos medicamentos deben usarse con cuidado ya que pueden producir molestias en el estómago como ardor por gastritis.  En personas hipertensas con capaces de elevar la presión arterial.  En caso de la presencia de síntomas asociados como fiebre y malestar general deben usarse solo si lo indica el medico ya que en algunos tipos de infecciones virales existe el riesgo de favorecer la aparición de hemorragias.

 

Relajantes musculares

Los relajantes musculares ayudan, como indica su nombre, a relajar el músculo que se encuentra contracturado.  El más usado es el tiocolchicosido. Estos medicamentos pueden producir sueño así que debes tener cuidado al tomarlos. Si estas en casa puedes usarlos cada 8 horas, si debes salir o conducir úsalos solo al llegar a casa.

 

Complejo vitamínico B

Dentro de las vitaminas del grupo B, la vitamina B12 (cianocobalamina) suele ser muy útil para complementar el tratamiento del dolor lumbar, en especial si hay sensaciones como ardor o corrientazos.

La combinación con otras vitaminas de este grupo, como las vitaminas B1 (tiamina) y B6 (piridoxina) contribuye a mejorar la acción analgésica.  Este complejo es capaz de optimizar el funcionamiento de los nervios, mejorando la conducción nerviosa a través de los mismos.

 

Cómo quitar el dolor lumbar con frío y calor

El frio y el calor son medios físicos que resultan muy beneficiosos para ayudar a aliviar diversas condiciones que afectan a los músculos y tejidos blandos como ligamentos y tendones.

Existen algunas recomendaciones que pueden ayudarte a sacarle mayor provecho a tu terapia de calor y frio.

 

Uso del frío

El frío es un buen aliado a la hora de tratar lesiones agudas, es decir, aquellas que acaban de ocurrir.  Procura usar frío local inmediatamente y en los dos primeros días tras una lesión.

Para aplicarlo puedes usar una compresa de gel, un paño humedecido en agua con hielo, una bolsa de hielo o si no cuentas con ninguno simplemente con una piedra de hielo.

El frío debe aplicarse sobre la zona adolorida por unos 10 minutos, repitiendo su aplicación varias veces.  Nunca dejes la compresa de gel o el hielo colocado directamente sobre la piel.  Cubre la piel con un paño y sobre este coloca el medio frío que vayas a usar, otra forma de hacerlo, que además es muy efectiva, es tomar una piedra de hielo y masajear con movimientos suaves la zona afectada.

El hielo es útil para aliviar el dolor lumbar que ocurre tras un esfuerzo o un movimiento brusco.  En especial ese dolor que se inicia después de “sentir un tirón” o “como si algo se rompiera” en la espalda.

 

Uso del calor

El calor es muy beneficioso para aliviar el dolor y ayudar a reparar lesiones.  Su uso se recomienda luego del segundo a tercer día de una lesión aguda.  También puede aplicarse desde el principio en el caso de dolor lumbar relacionado con una contractura debida a permanecer en una mala postura.

La mejor forma de aplicar calor es humedecer una toalla en agua caliente (a tolerancia) y aplicarla sobre la zona adolorida.  También puedes usar una manta eléctrica o fomentera pero igualmente aplicada por encima o envuelta con una toalla húmeda.  El calor húmedo es capaz de penetrar más profundamente en los tejidos y producir un mayor alivio que el calor seco.

 

Cómo quitar el dolor lumbar con ejercicios y estiramientos

Un factor que conlleva al desarrollo de dolor lumbar es la debilidad de los músculos de la región lumbar.  Esto se asocia principalmente al sedentarismo y al cambio en la curvatura de la columna que se produce por permanecer mucho tiempo sentado.

Estas contracturas se pueden liberar con ejercicios de estiramiento sencillos que puedes hacer sin requerir la ayuda de un instructor.  A continuación te dejo un video en el que se explican unos ejercicios sencillos que puedes hacer en casa que te ayudaran a relajar los músculos.  Al final se te explica una técnica de automasaje.

 

 

 

Reposo para el tratamiento del dolor lumbar: ¿Necesario o contraproducente?

Un punto clave para poder aliviar el dolor lumbar es suspender la actividad durante la cual se presentó.  Incluso, en personas con dolor lumbar recurrente, es posible identificar las posturas o los factores desencadenantes y tratar de eliminarlos.

Esto no siempre es sencillo.  Te recomiendo que hagas una revisión de las actividades que estabas haciendo antes de que comenzara el dolor, si aparece al sentarse en una silla particular, o bien ocurre en una hora determinada del día.  Esto último te puede ayudar a relacionarlo con actividades como dormir, conducir, cargar a los niños, labores de la casa, etc.

Con relación al reposo, el descanso por pocos días es beneficioso.  Sin embargo, permanecer acostado o inmóvil más de tres días puede debilitar la musculatura favoreciendo que las lesiones se agraven.  Por esta razón se recomienda iniciar los estiramientos y los ejercicios lo antes posible.

 

La faja lumbar, ¿Debe o no debe usarse?

La faja lumbar ha sido usada por muchos años en los trabajadores que llevan a cabo actividades como permanecer sentado por largo tiempo y también en quienes levantan y trasladan cargas. Principalmente los choferes y los obreros.

Actualmente su uso no se recomienda, incluso hay organismos relacionados con la salud ocupacional que prohíben su uso ya que se ha visto que más que ayudar, aumenta el riesgo de desarrollar lesiones de la espalda.

Esto es debido a dos hechos principales:

  1. Los trabajadores al usar la faja piensan que su columna se encuentra protegida y no cuidan las posturas ni las normas de ergonomía para llevar a cabo sus actividades.
  2. El uso prolongado de la faja contribuye a debilitar los músculos de la región lumbar, lo que favorece la aparición de lesiones. Lo habitual es que los trabajadores usen la faja durante toda su jornada, cuando lo indicado es que se la coloquen para llevar a cabo los esfuerzos y luego se la quiten.

De esta manera podemos concluir que la faja lumbar seria de más ayuda si los trabajadores la usaran solo en los momentos en que van a realizar esfuerzos posturales y además llevaran a cabo las actividades de forma correcta.  Estos trabajadores deberían llevar a cabo rutinas de ejercicios que les permitan fortalecer la musculatura de su espalda.  La adopción de estas medidas contribuye a prevenir la aparición de lesiones.

 

Cómo quitar el dolor lumbar integrando todas las medidas descritas

La clave para eliminar el dolor lumbar es la combinación del tratamiento con medicamentos, los estiramientos, los ejercicios de fortalecimiento, los cambios en la postura y bajar de peso.  Esta es la fórmula del éxito cuando queremos saber cómo quitar el dolor lumbar.

Adoptar una sola medida de forma aislada no tendrá los mismos resultados beneficiosos.

Para ayudarte a integrar las distintas opciones lo ideal es seguir la siguiente secuencia:

 

 

Cúando debes acudir al médico

El dolor lumbar mecánico, relacionado con esfuerzos y malas posturas, es una molestia que tiende a mejorar con le paso de los días.  Deparace por completo con la adopcion de las medidas descritas.

Es posible que el dolor se deba a otras causas, en estos casos persistirá a pesar de estas medidas, y en esos casos es necesario ir al médico para evaluar mejor tu caso, hacer los estudios correspondientes e indicar el tratamiento específico.

Algunos síntomas que deben alertarte y que indican que debes ir al médico son:

  • El dolor empeora a pesar de adoptar los cambios indicados en el artículo como quitar el dolor lumbar.
  • Presencia de limitación para llevar a cabo los movimientos.
  • Dolor intenso tras un traumatismo directo en la zona lumbar.
  • Aparición de rigidez al levantarse por la mañana que dure más de una hora.
  • Que el dolor se acompañe por sensaciones como hormigueo, calambres, corrientazos o pérdida de la fuerza muscular.
  • Cuando el dolor lumbar se acompaña por fiebre.
  • La presencia de inflamacion asociada de las articulaciones (se reconoce porque estas se tornan calientes e hinchadas y enrojecidas).
  • Cuando el dolor se acompaña por molestias al orinar como ardor o la presencia de sangre en la orina.
  • En el caso de hombres mayores de 50 años que presentan dificultad para orinar que los obliga a pujar y disminución del calibre del chorro urinario.

 

¿Tienes alguna recomendación que pueda ayudar a aliviare el dolor lumbar? ¡Cuéntame tu experiencia! Tu comentario será de mucha ayuda para las personas que sufren de dolor lumbar.

Dale a compartir!
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Deja un comentario