Depresión: ¿Qué es, cómo reconocerla y cómo ayudar a quien la padece?

Depresión: ¿Qué es, cómo reconocerla y cómo ayudar a quien la padece?

Muchas personas experimentan cambios en sus emociones de vez en cuando, sin embargo esto no es depresión. La depresión es una enfermedad mental, se trata de una condición que va mucho más allá de la tristeza y la falta de ánimo, que se acompaña por molestias que interfieren notablemente con la vida diaria de quien la padece.

La depresión es un trastorno común, se estima que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo. Una de cada 6 personas la padece, de ellas el 70 % son mujeres.

Se piensa que existe relación entre los cambios hormonales y la depresión.  Esto explicaría porque las mujeres experimentan cambios en su estado de ánimo en relación con cada etapa de su ciclo menstrual así como durante la menopausia y tras el parto.

 

Existen varios tipos de depresión

La depresión puede tener una gravedad variable.  Una persona puede tener una depresión leve o desarrollar una depresión grave, conocida como depresión mayor. Dos personas deprimidas pueden tener síntomas totalmente diferentes.

De acuerdo con la cantidad de síntoma presentes y el grado de afectación que estos producen sobre la calidad de vida se puede establecer el grado de depresión que padece una persona.

La depresión leve es una condición en la que se desarrollan pocos síntomas, por lo que afecta la vida cotidiana de forma parcial.

La depresión grave es un trastorno serio, en el que los síntomas son más numerosos y afectan notablemente la vida diaria.

 

¿Cómo reconocer la depresión?

Las personas con depresión muchas veces no saben que están deprimidas.  Es posible que los síntomas que acompañan a la falta de ánimo o a la tristeza sean atribuidos a otras causas.

La depresión es un trastorno en el que la tristeza adquiere un carácter profundo y produce una completa pérdida de interés general. Esta sensación origina muchos síntomas, una persona puede tener todos o solo alguno de ellos, ya que la depresión no es igual en todas las personas.

Las principales molestias que pueden estar presentes y que deben alertar a quien los presenta sobre la posibilidad de estar desarrollando una depresión son los siguientes:

  • Tristeza, poco ánimo o sensación de desesperanza
  • Pérdida de interés en aquellas actividades que previamente se llevaban a cabo con disfrute
  • Ganas de llorar y llanto sin causa aparente
  • Cansancio, falta de energía
  • Somnolencia, dormir muchas más horas de lo habitual
  • Dificultad para concentrarse, olvido fácil de las cosas
  • Abandono de sí mismo
  • Desinterés en el cuidado y aseo personal
  • Sentimientos de inutilidad
  • Inapetencia sexual
  • Pensamientos negativos hacia sí mismo y hacia los demás
  • Deseo de muerte o ideación suicida

La falta de ánimo y energía, combinado con la carga de pensamientos negativos, producen preocupación y pueden favorecer el desarrollo de ansiedad.

Esto origina la aparición de síntomas físicos como palpitaciones, presión en el pecho, dificultad para respirar, cambios en las evacuaciones, dificultad para la digestión, ardor estomacal, cólicos en el abdomen e incluso dolor en los músculos y articulaciones.

Si usted siente que su ánimo se encuentra decaído y tiene alguno de estos síntomas debería consultar a su médico, ya que podría estar sufriendo de depresión.

 

¿Por qué ocurre la depresión?

 

La depresión es una enfermedad que afecta al sistema nervioso central.  Muchos estudios han confirmado que el cerebro de una persona que padece depresión tiene algunos cambios en relación al cerebro de alguien que no tiene este trastorno.

Las personas depresivas tienen cambios en la forma en la que funcionan algunas áreas cerebrales, esto afecta el equilibrio de los neurotrasmisores, que son las sustancias que usan las células del cerebro para comunicarse.  El principal neurotransmisor afectado es la serotonina.

La depresión puede ocurrir como consecuencia de experimentar eventos muy perturbadores. Sucesos como grandes dificultades en la vida cotidiana, traumas físicos o psicológicos y situaciones de conflicto.  Una de las situaciones que con mayor frecuencia se asocia al desarrollo de depresión es la pérdida, esta puede deberse al abandono o la muerte de un ser querido, de un bien preciado o de un trabajo.

También es posible que la depresión ocurra como consecuencia de padecer alguna enfermedad crónica, en especial cuando esta produce algún tipo de limitación o se acompaña por síntomas incapacitantes.  Otras condiciones relacionadas a su aparición son los cambios hormonales que ocurren después del parto o incluso puede ser el resultado de efectos adversos o secundarios de alguna medicación.

Las personas que tienen antecedentes de personas deprimidas en su familia tienen mayor riesgo de desarrollar depresión.

 

¿Qué puedes hacer si tienes depresión?

 

Si tienes depresión o piensas que puedes estarla padeciendo, es de gran ayuda buscar apoyo en las personas cercanas. Habla sobre sus sentimientos, especialmente si tienes pensamientos relacionados con hacerte daño.

También es importante que converses con tu médico sobre este tema.  Él te orientara sobre lo que debe hacerse, así como si es necesario que te vea un especialista en salud mental, para iniciar un tratamiento específico que te ayude a controlar los síntomas y recuperar tu vida cotidiana.

El tratamiento de la depresión combina terapias psicológicas que te ayudaran a cambiar tu conducta y tus pensamientos, con algunos medicamentos que nivelan las sustancias químicas del cerebro que son responsables del estado de ánimo.

 

Algunas notas sobre los medicamentos para la depresión

 

Los medicamentos usados para tratar la depresión se conocen como antidepresivos.  Estos incluyen muchos tipos distintos de medicamentos entre los que el medico elegirá en función del grado de depresión y de los síntomas que la acompañan.  Cada persona con depresión tiene un medicamento que le resulta más conveniente.

Una vez que se inicia un medicamento para la depresión es necesario esperar un tiempo para ver sus efectos, esto puede ocurrir tras dos o tres semanas.  Los antidepresivos no son como los medicamentos para la fiebre o para el dolor que tienen un efecto inmediato.  Es necesario que sepas y comprendas esto para que no suspendas el tratamiento antes de dar tiempo a que aparezcan sus efectos.

Por lo general estos medicamentos son bien tolerados.  Algunos de ellos pueden producir molestias como sequedad de la boca, estreñimiento y somnolencia. Es importante que cumpla a cabalidad las indicaciones del médico y le indique todas las demás medicaciones que recibe para garantizar que reciba un tratamiento de forma segura.  Algunos suplementos como la Hierba se San Juan (también conocida como saint John´s wort o hipericum) interfieren con este tratamiento y no deben usarse combinados.

Los antidepresivos son medicamentos que no causan adicción ni dependencia, de hecho tras un lapso de tiempo prudencial y en función del control de los síntomas es posible que el médico decida comenzar a disminuir su dosis hasta suspenderlo por completo.

 

Recomendaciones que te ayudarán a afrontar mejor la depresión

 

Además del tratamiento con medicamentos, hay muchos cambios que puedes adoptar y que te ayudaran a sentirte mejor si tienes depresión.

Te recomiendo poner en práctica algunos de estos consejos:

  • Organiza las distintas tareas que harás durante el día.  Tener depresión te llevara a que sea muy difícil hacer todas las tareas que podías hacer con anterioridad.  Por ello es recomendable evaluar las tareas que son importantes y darles prioridad, compleméntalas con una actividad que te resulte placenteras y gratificante, así como con algún tipo de actividad física.
  • Procura estar acompañado.  Una forma de superar la falta de motivación es tener el apoyo de otra persona, llevar a cabo las tareas con algún tipo de compañía te ayudara a cumplirlas mejor.
  • Evita afrontar problemas o situaciones que te resulten asfixiantes.  Esto agotara tu energía y te hará sentirte peor.  Si no quieres afrontar algún problema date el permiso de no hacerlo.
  • La actividad física te resultará más útil de lo que crees.  Durante el ejercicio el cerebro produce unas sustancias llamadas endorfinas.  Estas son las responsables de la sensación de bienestar que experimentan las personas que hacen ejercicio regularmente.  Además de esto, el ejercitar te ayudará a tener una mayor masa muscular lo que te llevará a sentir menos cansancio y fatiga.
  • Trata de regularizar los hábitos de sueño.  Pasar muchas horas acostado durante el día te lleva a dormir muy mal por la noche y amanecer cansado, esto no hará más que empeorar tu condición. Trata de crear una rutina saludable antes de dormir, así podrás descansar y pasar mejor el día.
  • Evita el cigarrillo, el alcohol y otras drogas.  A veces las personas con depresión recurren a estos hábitos para desconectarse pero realmente lejos de ayudar solo empeoran las cosas. El alcohol y las drogas pueden deprimirte aún más y llevarte a tomar malas decisiones.  Si no sientes que seas capaz de suspender este hábito por ti mismo, puedes buscar ayuda.

 

¿Cómo puedo ayudar a un amigo o familiar deprimido?

 

Tener un amigo o familiar deprimido es algo que también te puede afectar. La mejor ayuda que le puedes dar es no dejarlo solo, así como ayudarlo a que reciba el diagnóstico y tratamiento adecuado lo antes posible. Es posible que tengas que presionarlo un poco para que visite al médico.

Escúchalo, apóyalo y dale ánimo. No desacredites ni subestimes sus sentimientos. Procura que tu amigo o familiar se integre en actividades con otras personas. Nunca ignores comentarios sobre el suicidio, si esto ocurre debes comunicarlo a su médico o terapeuta.

¿Tienes algo que comentar? Me importa mucho tu opinión sobre este tema, seguramente podrás aportar algo que ayude a alguien que este confundido o desorientado.  ¡Ayúdalos con un comentario!

¿Te ha sido de utilidad este artículo?
[Total: 1 Average: 5]

7 comentarios en “Depresión: ¿Qué es, cómo reconocerla y cómo ayudar a quien la padece?

  1. Lo único que se. Es que no quiero sentir esos síntomas. No es nada agradable . Es interesante este artículo que explica sobre la depresión. Aunque uno no sabe en realidad que desencadena está situacion.

    • ¡Hola Fátima! Muchas veces hay relación entre la depresión y alguna situación, pero a veces las emociones simplemente aparecen y no quieren irse. Lo importante es no dejar de buscar ayuda.

  2. Gracias por compartir esta información, me ha gustado mucho el artículo. Hace un par de años sufrí de depresión y la verdad no quería tener a nadie cerca, pero a la larga buscar ayuda y apoyarme en mi familia fue lo que mas me ayudó a salir. Que bueno que lo recomiendan, espero que quienes leen esto se motiven porque ayuda mucho.

    • Hola Sheila. Excelente aporte! Aunque parece algo muy evidente, no siempre sabemos reconocer las señales de que alguien esta deprimido, siempre hay “excusas” para justificar la tristeza, pero eso no hace mas que agravar las cosas. Por eso es importante tanto para el paciente deprimido como para sus seres queridos que se comuniquen, que expresen sus sentimientos y sobre todo que en caso de que haya algún trastorno o que exista la duda se consulte a un profesional. No tiene que ser un psiquiatra, muchas veces los psicólogos pueden orientar y comenzar el tratamiento de estos trastornos y derivaran al paciente al psiquiatra si consideran que debe recibir algún tipo de medicación.

  3. Información muy necesaria para estos días donde muchos se dejan agobiar por el entorno y las circunstancias, debemos seguir respirando y continuar adelante. Gracias por compartirla.

  4. Por lo que contás, depresión desde la luz podría referirse a cómo se ve la depresión desde una óptica de conocimiento el espectador tiene la luz, entiende lo que le sucede al personaje porque la historia se narra desde afuera (pero es sólo una suposición mía) la persona en depresión no puede analizar lo que le sucede porque por más que se lo digan está inmersa en la oscuridad. Me gusta Le gusta a 1 persona

    • Muy ilustrativo tu punto. Así es, desde afuera lo vemos como un trastorno y hasta se nos hace fácil ver la solución del problema, pero quien lo vive no ve esa luz ni el camino que lo lleve a la salida. Pero hay que seguir adelante y buscar ayuda. Gracias por tu reflexión.

Deja un comentario

Compartir
+1
Twittear