Dolor muscular: Conoce las diversas causas que lo originan

Dolor muscular: Conoce las diversas causas que lo originan

El dolor muscular es una molestia muy común. Los músculos son susceptibles a varias condiciones que pueden afectarlos  Su correcta identificación es necesaria para poder implementar medidas que ayuden a eliminar las molestias y corregir las lesiones asociadas.

  • Esfuerzos bruscos
  • Posturas sostenidas
  • Ejercicio
  • Traumatismos
  • Infecciones
  • Mala alimentación
  • Uso de algunos medicamentos
  • Enfermedades reumáticas

 

Causas de dolor muscular

Los músculos pueden ser afectados por varios mecanismos. A continuación te describo sus principales causas:

Esfuerzos y posturas sostenidas

Los esfuerzos y las malas posturas, en especial cuando se mantienen por un largo período de tiempo, pueden sobrecargar a los músculos.

Cada músculo se une a una estructura firme como los huesos, para ello se continúa con un tejido fibroso y resistente que se conoce como tendón. Esto es necesario para que pueda ocurrir el acortamiento de sus fibras originando el movimiento.

Cuando el músculo se mantiene contraído mucho tiempo, se produce una mayor tensión sobre su inserción lo que puede originar una tendinitis. Igualmente sus fibras medias pueden afectarse dando origen a zonas de contractura y nudos dolorosos.

Una postura adecuada que es mantenida por mucho tiempo también puede originar lesiones como las contracturas musculares dolorosas.Haz click para twittear

 

Ejercicio

El ejercicio demanda un gran esfuerzo por parte de los músculos.  Cuando se realizan actividades de resistencia es posible que se sobrecargue las fibras musculares llevándolas a que se desgarren o se rompan.

Esta es la principal causa del dolor muscular relacionado con el ejercicio.  Normalmente el cuerpo inicia labores de reparación que llevan a que se restituya la normal arquitectura de cada fibra o que incluso se formen nuevas, lo que hace que vaya incrementándose progresivamente la masa muscular.

Una causa importante de dolor tras el ejercicio es la realización de actividad física sin que el músculo se encuentre preparado. Esto ocurre cuando se ejercita sin calentar previamente y es una de las principales razones por las que ocurren las lesiones deportivas.

Traumatismos

Durante los traumatismos puede ocurrir la lesión de los tejidos, esto dependerá de la magnitud del trauma sufrido.

En el caso de los músculos, las lesiones traumáticas pueden originar lesiones como contusiones, desgarros e incluso la desinserción del tendón en el hueso que puede acompañarse o no por una fractura relacionada con el arrancamiento de un fragmento del mismo por el tendón. Esto último de conoce como fractura por avulsión.

Cuando un músculo se desgarra o se rompe, se produce también la rotura de los vasos sanguíneos locales.  Esto produce pérdida de sangre que puede manifestarse como una masa dolorosa debida a una colección o hematoma, o puede aparecer también un moretón por derrame de la sangre hacia los tejidos.

 

Infecciones

Algunos microorganismos al ingresar al organismo entran en una fase de proliferación o multiplicación. Muchas especies llevan a cabo este proceso de su ciclo de vida en las células musculares. Para ello ingresan a estas células, se multiplican y posteriormente rompen la célula para salir a la circulación y diseminarse por todo el cuerpo.

Por esta razón infecciones como el dengue, la influenza y la leptospirosis, entre muchas otras, se acompañan por fuertes dolores musculares. El dolor se debe al estiramiento y ruptura de las fibras musculares durante la fase de replicación del microorganismo.

 

Mala alimentación

Los músculos están formados básicamente por proteínas.  Estas a su vez son estructuras formadas por la unión de varias moléculas de aminoácidos.

Para que el cuerpo pueda producir proteínas necesita contar con los aminoácidos.  Cada proteína tiene una fórmula específica que se basa en las distintas cantidades y tipos de aminoácidos que la conforman así como la forma en la que estos se unen entre si.

Nuestro organismo es capaz de producir la mayoría de los aminoácidos, sin embargo algunos solo los podemos obtener con la alimentación, por lo que son conocidos como aminoácidos esenciales.

Los 9 aminoácidos esenciales incluyen la histidina, isoleucina, lisina, leucina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina.

Cuando el cuerpo necesita fabricar nuevas proteínas debe tener a mano todos los aminoácidos, si falta alguno lo pueden obtener degradando proteínas existentes en el cuerpo.  Cuando esto no es posible se deja de producir la proteína.

Por esta razón es importante tener una alimentación balanceada que garantice el aporte de todos los nutrientes que necesita el músculo para poder lograr un buen funcionamiento, así como para reparar las lesiones.  Además de las proteínas, el músculo amerita también minerales y vitaminas que le ayuden a tener un mejor funcionamiento.

Los alimentos que permiten obtener los aminoácidos esenciales son básicamente las carnes, huevos y los productos lácteos.

 

Uso de medicamentos

Algunos medicamentos son capaces de producir molestias como el dolor muscular.

Uno de los tipos de fármacos que mas se relaciona con la aparición de dolor muscular son las estatinas. Se trata de un grupo de medicamentos que se utiliza para tratar los niveles de colesterol elevados en la sangre. Las estatinas incluyen fármacos como la simvastatina, atorvastatina, pravastatina y rosuvastatina.

 

¿Sabías que los medicamentos para tratar los niveles elevados de colesterol pueden producir dolor en los músculos? Te invito a leer el artículo:  

Dolor muscular por estatinas: ¿Por qué ocurre y cómo tratarlo?

 

Otros medicamentos capaces de producir dolor e inflamación muscular son los esteroides, la cloroquina usada para tratar el paludismo, la amiodarona indicada para tratar arritmias cardiacas, la colchiciona empleada en la gota, la ciclosporina usada para evitar el rechazo en pacientes trasplantados y la zidovudina indicada para el tratamiento d ela infección por el virus de la inmunodeficiencia humana.

 

Enfermedades reumáticas

Varias enfermedades del tipo reumático pueden afectar a los músculos.

Este tipo de trastornos se deben principalmente al desarrollo de anticuerpos que se unen a los tejidos propios induciendo su destrucción por parte del sistema inmunológico. De allí su nombre de enfermedades autoinmunes.

Las principales enfermedades reumáticas que afectan al músculo son las llamadas miositis. Se trata de trastornos en los que ocurre la degeneración del tejido muscular. En ocasiones los músculos se ven afectados por la inflamación reumática de su tendón, lo que puede ocurrir en algunas artritis. Esto se conoce como entesitis.

Una enfermedad reumática que produce dolor muscular es la fibromialgia. Sin embargo este dolor no se relaciona con una lesión directa del músculo sino un trastorno en los mecanismos relacionados con la percepción del dolor.

 

Tratamiento del dolor muscular

 

El tratamiento del dolor muscular dependerá de su causa.  Muchas veces este tipo de dolor desaparece espontáneamente tras pocos días. Sin embargo, es posible que sea necesario llevar a cabo una investigación de su origen para aplicar un tratamiento específico que permita eliminarlo de forma eficaz.

 

¿Te ha sido de utilidad este artículo?
[Total: 1 Average: 5]

Deja un comentario