Fibromialgia e intolerancia alimentaria: Cuando lo que comes es la causa del dolor

Fibromialgia e intolerancia alimentaria: Cuando lo que comes es la causa del dolor

La Fibromialgia es un trastorno aún no muy bien  comprendido.  Existe una gran cantidad de posibles causas para esta enfermedad que abarcan traumatismos, infecciones virales y factores como el estrés, sin embargo cada día cobran más importancia los factores alimentarios como principales desencadenantes de este trastorno, por lo que en este artículo me voy a enfocar en hacer una revisión sobre la relación entre fibromialgia e intolerancia alimentaria.

¿En que consisten las intolerancias alimentarias?

La intolerancia a los alimentos es un tipo de reacción alérgica que ocurre frente a determinadas proteínas presentes en los mismos. Su origen se encuentra en una serie de reacciones que estas proteínas son capaces de desencadenar una vez que son ingeridas.

El principal mecanismo relacionado con la intolerancia a las proteínas de los alimentos consiste en el daño al intestino delgado que lleva a que se torne permeable.  Esto significa que se producen algunos “orificios” en las uniones entre las células que permiten el paso de moléculas grandes como las de algunas proteínas.

Estas moléculas son capaces de activar al sistema inmunológico quien las reconoce como extrañas y comienza a producir anticuerpos que se unen a ellas.  Esto da origen a sustancias conocidas como inmunocomplejos que son capaces de depositarse en las articulaciones produciendo inflamación.

Este aumento de permeabilidad en el intestino es un trastorno adquirido, es decir ocurre en cualquier momento de la vida pudiendo iniciarse en la edad adulta.  Puede ser consecuencia de fenómenos como infecciones, uso prolongado de medicamentos como antibióticos y antiinflamatorios, consumo excesivo de bebidas alcohólicas e incluso condiciones emocionales como el estrés.

A diferencia de las alergias, la intolerancia alimentaria se acompaña por síntomas menos intensos que pueden aparecer varias horas después de ingerir el alimento al que se es intolerante.

Los principales alimentos relacionados con reacciones de intolerancia son el trigo, la leche,  los huevos, pescados, mariscos, tomates, azúcar refinada, así como frutos secos como las nueces y el maní.  Al pensar en una posible asociación entre fibromialgia e intolerancia alimentaria debe evaluarse los cambios en los síntomas al consumir estos alimentos.

 

Principales síntomas de la intolerancia alimentaria

 

La intolerancia alimentaria se asocia a una serie de síntomas muchos de los cuales se presentan fuera del sistema digestivo, por lo que no siempre se piensa que estas molestias tengan su origen en los alimentos que consumimos.

Las principales manifestaciones de una intolerancia alimentaria son las siguientes:

 

Por esta razón es recomendable revisar bien los alimentos que se consumen en aquellas personas con fibromialgia que no responden bien a su tratamiento o que muestran agravaciones sin una causa aparente. Siempre debe tenerse presente la relación entre fibromialgia e intolerancia alimentaria

 

Fibromialgia e intolerancia alimentaria

En el caso de la fibromialgia se ha podido observar que la intolerancia a determinados alimentos juega un papel importante en la agravación de los síntomas de la enfermedad, en especial tras el consumo de maní y tomate.

Muchas veces se confunden los síntomas asociados con la agravación del dolor como el dolor abdominal, la distensión y la diarrea o el estreñimiento, con condiciones como el síndrome de colon irritable cuando en realidad se tratan de una manifestación de la relación entre fibromialgia e intolerancia alimentaria.

 

¿Qué hacer en caso de intolerancia alimentaria?

La intolerancia a los alimentos es variable en cada persona, por lo que lo adecuado es hacer cambios que incluyan eliminar un alimento a la vez por varios días y observar los cambios que ocurren en los tres principales síntomas de la fibromialgia como son el dolor, el cansancio y el insomnio tanto al retirarlos como al volverlos a ingerir.

Es posible que la intolerancia sea a uno o a varios alimentos, una vez que estos se identifican es importante entender la necesidad de retirarlos de la dieta de forma permanente consumiéndolos muy esporádicamente.

La identificación y eliminación de alimentos que desencadenan intolerancia alimentaria se asocian con cambios muy evidentes en los síntomas de la fibromialgia, que llevan a que haya una mejora sustancial en la calidad de vida de estos pacientes.Haz click para twittear
¿Te ha sido de utilidad este artículo?
[Total: 6 Average: 4.2]

Deja un comentario

Compartir
+1
Twittear