Paracetamol, el medicamento analgésico más seguro

El Paracetamol, también conocido como Acetaminofén, es uno de los medicamentos más utilizados a nivel mundial por su eficacia y seguridad.  Está indicado principalmente para el alivio del dolor y para disminuir la temperatura en personas con fiebre. Uno de los aspectos clave para lograr un mayor alivio es usar la dosis correcta a intervalos correctos, así como sus combinaciones con otros fármacos.

El Paracetamol es un medicamento analgésico puro, es decir, no posee efecto antiinflamatorio. Al ser administrado es capaz de actuar a nivel de los centros del dolor en el sistema nervioso central para bloquear la señal dolorosa.  También tiene efectos a nivel de los centros encargados de regular la temperatura corporal que se ubican en el hipotálamo, en donde es capaz de activar los mecanismos que llevarán a la disminución de la temperatura.

Ambos efectos, el analgésico y el antipirético, son llevados a cabo gracias a la capacidad que tiene este medicamento de inhibir o bloquear la producción de unas sustancias llamadas prostaglandinas. Este constituye su principal mecanismo de acción en el organismo.

 Principales usos del Paracetamol

El principal uso del paracetamol o acetaminofén es como analgésico y antipirético.  Es decir, contribuye a aliviar el dolor de cualquier localización de intensidad leve a moderado y también es útil para bajar la fiebre.  A tal fin puede encontrarse en presentaciones en las que constituye el único componente, tanto en tabletas o comprimidos para adultos como en gotas o jarabe para uso pediátrico. En estos casos se utiliza para tratar molestias como el dolor de cabeza, dolor muscular y dolor articular en personas con artrosis.

Este fármaco también se encuentra presentado en combinación con otros medicamentos.  Las principales combinaciones la constituyen los antigripales, en los que se combina al paracetamol con antialérgicos y con descongestionantes como la seudoefedrina. También puede encontrase en combinación con ergotamina para el tratamiento de la migraña o con sustancias como el tiocolchicósido que es un relajante muscular. El uso de combinaciones permite lograr un mayor control de los síntomas con menor dosis de medicamentos.

El Paracetamol es un analgésico seguro

El paracetamol es un medicamento bien tolerado.  A diferencia de los AINEs, no tiene efectos adversos gastrointestinales como el desarrollo de úlceras gástricas ni sobre la coagulación de la sangre.  Esto lo lleva a ser el medicamento de elección cuando el paciente es alérgico a los anti inflamatorios, o tiene riesgo de desarrollar estas complicaciones. También es un analgésico seguro para ser usado en mujeres embarazadas.

Dado que el paracetamol no afecta la función de las plaquetas es el medicamento de elección para tratar la fiebre, dolor articular y dolor muscular en los casos de fiebre por virus capaces de producir hemorragias como en Dengue, Zika y el Chikungunya. En estos casos esta contraindicado el uso de medicamentos anti inflamatorios como el ibuprofeno o el diclofenac.

En qué casos no debe ser usado

Si bien el paracetamol es un fármaco seguro, a dosis elevadas es capaz de producir daño del hígado, por lo que es necesario evitar automedicarse o sobrepasar la dosis indicada por el médico tratante.  En caso de que no se logre el alivio de las molestias, es necesario acudir nuevamente a consulta para ser reevaluado.  Debería considerarse verificar el diagnóstico, aumentar las dosis, usar una combinación o decidir el uso de medicamentos analgésicos más potentes.

No debe ser usado en personas con enfermedades hepáticas como las hepatitis, cirrosis hepática o trasplantados de hígado.  Tampoco debe usarse en alcohólicos  así como en personas que sean alérgicas al paracetamol o acetaminofén.

Cuál es la dosis adecuada de paracetamol

La dosis a usar dependerá de si se trata de un adulto o un niño.  Es muy importante no ingerir una dosis superior a la dosis máxima.  El hecho de que el paracetamol sea un medicamento seguro no significa que no tenga efectos secundarios.

Dosis de paracetamol en adultos

Este medicamento viene en varias presentaciones.  En los adultos la mas usada son las tabletas, de las que existen presentaciones de 500 mg, 650 mg y 1000 mg. La dosis máxima es 1000 mg cada 6 horas, por lo general una dosis de 500 o 650 mg cada 6 horas suele ser suficiente para un dolor leve a moderado. Cuando se usan combinaciones debe cuidarse la dosis de paracetamol que se esta recibiendo.

El paracetamol tiene un efecto techo, esto quiere decir que tomar una dosis mas alta a la dosis máxima no producirá un mayor efecto analgésico.

Dosis de paracetamol en los niños

En el caso de los niños existen presentaciones en gotas, jarabe y supositorios.  La dosis de los medicamentos de uso pediátrico deben calcularse en función del peso del niño. En el caso del paracetamol la dosis es de 10 mg por cada kilo de peso.  Es decir, un niño de 10 kilos debe tomar 100 mg de paracetamol.  Muchos jarabes vienen en una concentración de 100 mg/5 ml, lo que significa que cada cucharadita pequeña tiene 100 mg del medicamento. Al igual que en los adultos la dosis debe repetirse hasta un máximo de cada 6 horas.

 

 

¿Te ha sido de utilidad este artículo?
[Total: 0 Average: 0]

Deja un comentario