¿Qué es la Fibromialgia?

Cada día más personas que acuden a médicos de distintas especialidades en busca de una respuesta ante síntomas como el dolor en todo el cuerpo salen bastante confundidos de la consulta cuando le explican que sus dolencias son debidas a una enfermedad reumática llamada Fibromialgia, enfermedad que ni los mismos médicos comprenden bien, así que para acabar con esa confusión vamos a responder la interrogante qué es la fibromialgia.

Al hablar de Fibromialgia nos referimos a una condición capaz de ocasionar dolor “en todas partes” aunque todos los estudios sean normales, se acompaña por cansancio e insomnio.

La Fibromialgia es un trastorno que aparentemente afecta a un mayor número de personas cada día. Lo que puede estar pasando es que hay más información y muchas personas antes etiquetadas de hipocondríacas o depresivas están encontrando una explicación para sus incomprendidas dolencias.

Esta enfermedad afecta a un 2 a 5 % de la población. Predominantemente a las mujeres entre los 25 y 60 años.  Se estima que la relación es 9 mujeres por cada hombre.

 

¿Qué es la Fibromialgia?

La fibromialgia es un trastorno de la salud que se debe a un desequilibrio químico del cerebro.  Algunas sustancias encargadas de transmitir señales entre las células cerebrales, conocidas como neurotransmisores, disminuyen sus niveles haciendo que ocurran cambios en el cuerpo que se caracterizan por dolor en los músculos, cansancio y problemas para dormir.

La sustancia relacionada con estos síntomas es la Serotonina.  También es conocida como el neurotransmisor de la felicidad, ya que esta sustancia es necesaria para que nos sintamos bien, para que estemos animados y seamos capaces de percibir sentimientos como la felicidad.

Ahora bien, el problema no es tan simple, además de la serotonina se han identificado otras sustancias que también se encuentran disminuidas en las personas que tienen fibromialgia, como son la Hormona de Crecimiento y el Factor de crecimiento similar a la Insulina. Esto es debido a que la serotonina es necesaria para el estimulo de la hipófisis, principal centro de operaciones del sistema endocrino.

 

¿Qué no es Fibromialgia?

La fibromialgia se ha vuelto una enfermedad que está de moda.  Quiero decir con esto que muchas personas que tienen dolor generalizado o en la columna cervical y lumbar están siendo diagnosticadas erróneamente como fibromialgicas.

Por esta razón luego de explicar qué es la fibromialgia debemos aclarar que no es fibromialgia. La fibromialgia es una enfermedad de descarte.  Para hacer este diagnóstico hay que evaluar todas las posibles causas de dolor y descartarlas por lo que no es una condición que se diagnostique en una primera consulta.

Muchas enfermedades son capaces de producir dolor generalizado o dolor en varios puntos y llevan a este error de diagnóstico. principalmente los síndromes miofasciales (enfermedad en donde ocurren nudos dolorosos en los músculos), artrosis, degeneración de los discos de la columna vertebral, el síndrome facetario (artrosis de las vértebras de la columna), artritis reumatoidea, la fatiga crónica e incluso el dolor muscular por el uso de medicamentos para el colesterol.

 

¿Cómo se manifiesta la Fibromialgia?

Se trata de una enfermedad que se caracteriza por producir dolor del tipo muscular que puede localizarse en todo el cuerpo. Por lo general predomina en una región, afectando al cuello, espalda, cintura, caderas, codos y rodillas.  En la evaluación de las personas con fibromialgia es posible identificar puntos dolorosos constantes que ayudan a establecer este diagnóstico.

Es necesario que el dolor se encuentre presente desde al menos tres meses y que abarque al menos 11 de los 18 puntos.  Su intensidad es variable pero por lo general es descrito como un dolor de intensidad media a alta, semejante al dolor que se experimenta al hacer ejercicios de forma intensa o extrema.

Además del dolor deben estar presentes dos síntomas adicionales para poder integrar así la triada clásica de la fibromialgia.  Estos son el insomnio y el cansancio que muchas veces interfiere en las ejecución de las actividades diarias.  Estos síntomas al ser sostenidos en el tiempo llevan a demás al desarrollo de trastornos del humor que van de la ansiedad a la depresión.

 

¿Qué lleva a padecer Fibromialgia?

Si bien aun no existe una causa bien definida de la enfermedad, se ha visto que existen una gran variedad de factores relacionados con su aparición.

Uno de los principales desencadenantes de este trastorno es el estrés.  Las largas jornadas laborales, acompañadas por sobrecarga de trabajo y la reducción en las horas dedicadas al sueño, son hechos constantes que narran los pacientes con fibromialgia cuando acude a consulta, en especial si además se tienen niños pequeños o se están cursando estudios.

También es relativamente común que las personas con fibromialgia tengan el antecedente de traumatismos en el cuello. Especialmente el síndrome de latigazo cervical.

Estas condiciones son capaces de llevar a que se generen cambios en los neurotransmisores que son sustancias presentes por el sistema nervioso. Principalmente en la producción de la serotonina, mejor conocida como el neurotransmisor de la felicidad.

Más recientemente se ha visto que el mantenimiento de niveles elevados de cortisol, propio de situaciones como el estrés, puede afectar los niveles de otras hormonas como la hormona de crecimiento y el factor de crecimiento derivado de la insulina.  Estas sustancias  se encuentran anormalmente bajas en personas que padecen fibromialgia.

Al analizar todos estos cambios, ante la pregunta: qué es la fibromialgia pudieramos decir que se trata de una enfermedad debida a un desbalance químico del organismo, que lleva a que se interpreten erróneamente como dolor algunas sensaciones en el cuerpo.

 

¿Qué relación existe entre estos cambios químicos y la fibromialgia?

La serotonina es un neurotransmisor que produce una gran cantidad de efectos en el organismo.  Incluso, aunque parezca sorprendente, la mayor cantidad de serotonina del cuerpo no se encuentra en el cerebro sino en el tubo digestivo.  Específicamente a nivel del colon.

Entre sus tantas funciones, la serotonina actúa en los mecanismos de procesamiento del dolor.  Esto lo hace en conjunto con otro transmisor conocido como Sustancia P, en esta denominación la letra “P” es la sigla en inglés de Pain, que en castellano significa dolor. Esta sustancia es necesaria para transmitir las señales que deben ser interpretadas por el cerebro como una sensación de dolor.  Por esta razón en este momento al preguntar qué es la fibromialgia la mejor respuesta que podemos dar es que se trata de un problema químico del sistema nervioso.  Esto no significa que más adelante podamos definirla en otros términos.

Cuando los niveles de serotonina disminuyen, ocurre un cambio en la forma en que se percibe el dolor, específicamente en su magnitud o intensidad. Esto explica por que las personas con fibromialgia pueden sentir un dolor muy intenso tras un traumatismo leve.  También es posible que al haber una lesión en un determinado lugar,  por ejemplo en la rodilla, las personas con fibromialgia sienten que el dolor va mas allá de esta articulación, sienten como se si hubiesen golpeado también el muslo, la pierna y hasta la cadera.

 

Tratamiento de la fibromialgia

Lamentablemente, con más frecuencia de la que me gustaría, veo en consulta muchas personas con esta enfermedad que tienen una historia de dolor de meses o años porque muchas veces reciben otros diagnósticos antes de conocer que tienen fibromialgia.  Estas personas vienen cansadas, deprimidas, desmoralizadas, con una carpeta llena de exámenes e informes y con un gran conocimiento de cuanto analgésico existe.  En ocasiones no quieren venir a consulta sino son traídas por un familiar que está preocupado o que ya esta cansado de un dolor que no logra comprender.

La fibromialgia tiene tratamiento, si bien no es curativo es posible que las personas con esta condición reanuden sus actividades.  Aún nos enfocamos en aliviar el dolor y mejorar la calidad de vida de estos pacientes. Para ello se usan tanto tratamientos farmacológicos como terapias basadas en la rehabilitación física, técnicas de relajación y terapias complementarias.

 

Tratamiento farmacológico

Los tratamientos farmacológicos buscan aumentar los niveles de serotonina, lo que mejora muchos síntomas.  Es importante aclarar que la fibromialgia no produce inflamación por lo que no deben usarse medicamentos anti inflamatorios para aliviar este dolor (ibuprofeno, diclofenac, naproxeno meloxicam, etc.) estos medicamentos no mejoran estas molestias y más bien producen efectos secundarios como gastritis que solo empeoran las cosas.

Los medicamentos más utilizados son los antidepresivos (amitriptilina, sertralina, duloxetina) y los neuromoduladores (gabapentina, pregabalina).  También pueden usarse medicamentos del tipo opioide como el tramadol.

 

Tratamiento no farmacológico

Las terapias como la rehabilitación ayudan mucho a estos pacientes.  Muchos estudios establecen que los estiramientos no tienen beneficios en personas con fibomialgia, pero mi experiencia personal me ha mostrado lo contrario.  Las personas con fibromialgia mejoran con una fisioterapia en la que se incluyen estiramientos, incluso los pacientes deben saber como hacerlos para que los incluyan como parte de su rutina diaria.

Un cambio importante en el estilo de vida es el ejercicio.  las personas con fibromialgia siempre están muy cansadas y al principio piensan que es imposible hacer ejercicio con esta enfermedad. Pero aunque parezca paradójico, hacer ejercicio aeróbico mejora en cansancio y aumenta la resistencia física, si se combina con los estiramientos mucho mejor. Hacer ejercicios libera endorfinas, sustancias que hacen que la persona se sienta bien, lo que siempre es positivo. En la medida que aumentan su capacidad física se recomienda pasar a hacer ejercicios de resistencia, una buena opción es hacer ejercicios en el agua.

El éxito en el tratamiento de la fibromialgia se logra cuando se combinan los tratamientos farmacológicos, la fisioterapia, terapias complementarias y los cambios en el estilo de vida.  te invitamos a leer sobre estos cambios en el articulo 7 cambios que te ayudarán a aliviar el dolor de la fibromialgia.

 

Manejo del estrés

El otro blanco del tratamiento es el estrés.  Sobre esto se ha dicho mucho, pero libros completos sobre este tema se pueden resumir en la siguiente frase:

El problema no es el estrés, el siempre estará allí.  La clave está en como usted afronta el estrés.

Tenemos que aprender a vivir  rodeados de factores que no podemos modificar. Es más fácil decirlo que hacerlo, pero hay que aprender a organizar el tiempo, no asumir compromisos que no se pueden cumplir, aprender a comunicarse asertivamente con los demás, poner límites y sobre todo no robarle tiempo a las horas para el descanso y el esparcimiento.  Recuerde que a la larga nos vamos de este mundo con nuestras vivencias y nuestros recuerdos, no con bienes materiales.

 

Aumentar los niveles de serotonina mejora los síntomas de la fibromialgia

Al analizar las distintas opciones de tratamiento disponibles en la actualidad para el  dolor por fibromialgia, nos encontramos con el hecho de que los medicamentos del tipo antidepresivos son los que han resultado ser más efectivos en la consulta diaria.

Estos medicamentos actúan disminuyendo un proceso denominado recaptación de serotonina, lo cual hace que los niveles de este neurotransmisor se vean aumentados en las terminaciones nerviosas.

El aumento en los niveles de serotonina mejoran notablemente la calidad de vida de los pacientes, se logra controlar el dolor, disminuir el cansancio, recuperar el sueño y mejorar el estado de ánimo del paciente. Esto es importante y necesario, ya que son bien conocidos los efectos adversos que las enfermedades que producen dolor crónico son capaces de tener sobre el estado anímico de los pacientes.

A pesar de sus bondades, debemos recordar que la moneda tiene dos caras, por lo que los antidepresivos además de aliviar el dolor pueden ocasionar una serie de efectos adversos por lo que deben ser usados solo en personas que no tienen contraindicaciones para su uso y que además puedan ser supervisadas y evaluadas periódicamente.

 

Y para ti, qué es la fibromialgia

Dicen que la moneda tiene dos caras.  Esta es mi visión como médico de la fibromialgia, a la luz de lo que he estudiado y lo que he experimentado con mis pacientes, pero me gustaría la opinión y la visión de quienes deben convivir con este trastorno día a día.  Si puedes aportar algo que pueda ayudar a otras personas a saber qué es la fibromialgia y aclarar si realmente tienen fibromialgia te agradecería mucho que nos dejaras un comentario al respecto.  Igualmente si participas en alguna asociación de pacientes con fibromialgia danos tus contactos para crear una página en este blog dedicada a estos grupos.

Dale a compartir!
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Deja un comentario