¿Qué es mejor para diagnosticar una hernia discal, radiografía o resonancia magnética?

Las hernias discales son lesiones que se caracterizan por la ruptura del anillo fibroso de los discos intervertebrales lo cual lleva a que el gel contenido en su interior salga de su sitio. Estos cambios pueden evidenciarse mediante estudios de imagen.  Aquí te explico cual es el mejor para diagnosticar una hernia discal y como debe interpretarse una lesión de disco en una persona que se encuentra asintomática.

Esto hace que el disco pierda su forma abombada, que es similar a la de un platillo volador, tornándose una estructura aplanada.

Además de ello, es posible que el material herniado comprima a estructuras vecinas ocasionando inflamación y dolor.

¿Se puede diagnosticar una hernia discal en una radiografía?

La respuesta es NO.  No se puede diagnosticar una hernia discal con una radiografía.

Las radiografías muestran con detalle el hueso, pero no permiten ver claramente los tejidos blandos.

Al ocurrir el deterior del disco, las vértebras ubicadas por encima y por debajo de este tienden a acercarse, haciendo que el espacio entre ambas disminuya.  Esto puede ser una señal de que el disco se ha deteriorado, pero no es un hallazgo definitivo que permita corroborar la presencia de una hernia discal.

En todo caso, la radiografía puede identificar el desgaste de los discos, que se conoce como discopatía degenerativa.  Esa condición es un proceso degenerativo de los discos relacionado con 3 factores principales:

  1. Sobrecarga mecánica.  Ocurre en personas que cargan peso o que tienen obesidad.
  2. Adopción de malas posturas. Esto puede ocurrir tanto al llevar a cabo esfuerzos físicos como al estar sentados, o incluso al dormir o al realizar hobbies o actividades de entretenimiento.
  3. Tabaquismo.  Es muy común observar lesiones degenerativas de los discos en personas fumadoras.

¿Cuál es el mejor estudio para diagnosticar una hernia discal?

Los discos intervertebrales son tejidos blandos, por lo que la resonancia magnética es el estudio que permite hacer el diagnostico de una hernia discal. 

El estudio de rayos x solo muestra los huesos.  Las demás estructuras se identifican como manchas en escalas de grises sin mucha definición.

La resonancia magnética permite visualizar mejor los tejidos blandos, mostrando claramente su forma y ubicación.

En el caso de las hernias discales, la resonancia muestra claramente como el disco se adelgaza y se desplaza de su normal ubicación, indicando claramente que estructuras se encentan afectadas.

Cuidado, aunque haya una hernia discal, no necesariamente esta es la causa del dolor

Las resonancias magnéticas son una excelente herramienta de apoyo al diagnostico, nos permiten aclarar los hallazgos que encontramos al examinar un paciente.  Sin embargo, muchas veces el hecho de que aparezca una lesión, como un disco lesionado (discopatía) en una resonancia e incluso una hernia, no explica el dolor en todos los casos.

Es relativamente común encontrar hernias discales o lesiones discales en personas que se hacen resonancias por otras causas. Lamentablemente esto puede llevar a que se haga un diagnóstico errado y se indique un tratamiento que no va a funcionar.

Lo que quiero decir es que es posible que una persona tenga un dolor en su columna cervical, que en las imágenes se encuentre el hallazgo de un disco lesionado en su cervical pero que el dolor sea debido a un bruxismo o una neuralgia de Arnold por ejemplo.

A nivel de la columna lumbar pasa algo similar.  Un paciente puede tener una lesión en un disco lumbar y la causa de su dolor puede ser la lesión de un músculo ubicado en la región glútea llamado músculo piramidal.

Un diagnóstico errado lleva a un tratamiento errado.  Esta es la razón por la que algunos pacientes no mejoran a pesar de recibir un tratamiento. 

Tengo una hernia discal pero no me duele, ¿Qué debo hacer?

Esta es una situación que puede ocurrir. Un paciente tiene una hernia y no tiene dolor. ¿Debe recibir tratamiento?

El dolor no es la única manifestación de una lesión producida por una hernia discal.

Es posible que no haya dolor pero que si existan otros síntomas como debilidad, pérdida de la fuerza, limitación para el movimiento o afectación de la función de algún esfínter.  En estos casos si hay que recibir tratamiento.

Si no hay dolor no otros síntomas como los descritos, lo recomendable es adoptar medidas preventivas que permitan prevenir un daño mayor. 

Estas incluyen bajar de peso, fortalecer los músculos de la espalda y los abdominales, cuidar las posturas y adoptar cambios en la alimentación que ayuden a mejorar la calidad de los tejidos del aparato musculoesqueletico.

Estas personas no necesitan recibir tratamiento, ni practicarse cirugía.

 

¿Tienes alguna duda o pregunta?  Plantéala en los comentarios y con gusto te responderé.

 

¿QUIERES RECIBIR EL EBOOK?

Te enviare consejos, recomendaciones y contenido valioso que te ayudarán a vivir sin dolor y tener una vida plena. Déjame tu correo y comienza a hacer los cambios

Hernias discales: Causas y tratamiento

Las hernias discales son lesiones que ocurren en los discos intervertebrales, principalmente por malas posturas y esfuerzos.  Suelen producir dolor intenso que puede ser episódico o continuo. Si bien son bastante molestas, en la mayoría de los casos es posible eliminar el dolor con tratamiento conservador, solo en un 20% de los casos ameritan cirugía. … Leer másHernias discales: Causas y tratamiento