¿Qué son los AINES, en que casos se usan, efectos adversos y cómo usarlos de forma segura?

Los AINES son un tipo de medicamento muy usado de forma cotidiana, son quizá los medicamentos mas prescritos por los médicos y mas automedicados por parte de los pacientes, por eso creo importante traerles un artículo donde les explico que son los AINES, en que casos se indican y la forma segura de utilizarlos.

 

¿Qué son los AINES?

La palabra AINES se compone la las letras iniciales de Anti Inflamatorios No Esteroideos.

Son medicamentos que actúan bloqueando los mecanismos químicos que se producen en el cuerpo para que ocurra la inflamación.

Estos mecanismos también pueden activar las vías que hacen que nuestro cerebro perciba dolor, por ello también son usados como analgésicos.

¿Por qué se denominan No Esteroideos?

El hecho de llamar a este tipo de anti inflamatorios no esteroideos se realiza para diferenciarlos de otro grupo de medicamentos anti inflamatorios muy potentes: los esteroides

 

¿Qué es la inflamación?

La inflamación es un proceso normal que ocurre en el cuerpo cuando algún tejido sufre un daño.

Estos mecanismos buscan que se den los procesos necesarios para que se reparen las lesiones.

El proceso inflamatorio consta de varios fenómenos:

  • Dilatación de los vasos sanguíneos para que puedan llegar las células que van a reparar las lesiones. Esta es la razón por la que las heridas y los golpes se ponen de color rojo y caliente.
  • Llegada de las células, remoción de las células muertas  e inicio de la producción de las nuevas células y proteínas de soporte como el colágeno. Esta es la razón por la que ocurre la hinchazón o aumento de volumen.
  • Cicatrización. Por esto al principio las cicatrices son duras y elevadas.
  • Remodelación de los tejidos. Con el paso de los días los tejidos recuperan su forma, consistencia y tamaño.

Este es el proceso normal. Cuando los tejidos se infectan por la presencia de alguna bacteria la inflamación se agrava ya que ademas hay que movilizar al sistema inmunológico para atacar a los gérmenes.

Una vez que la infección se resuelve la inflamación sigue su curso hasta que se reparan los tejidos.

¿Si la inflamación es necesaria para reparar los tejidos, por qué la detenemos?

Los AINES se usan al principio de la inflamación para controlarla y aliviar síntomas molestos, sin embargo no es bueno bloquearla por completo. De hecho yo soy partidaria de más hielo y menos AINES.

 

En qué casos se deben usar los AINES

Luego de la interrogante que son los AINES, la segunda pregunta más frecuente sobre este tema es: ¿Cuando se usan?

Estos medicamentos estan indicados en el caso de:

  • Dolor de origen inflamatorio como el dolor muscular, dolor articular, dolor dental, dolor visceral, dolor de cabeza, dolor postoperatorio o dolor debido a traumatismos.
  • Inflamación (manifestada como dolor, aumentos de volumen, enrojecimiento y aumento de temperatura) por cualquiera de estas razones.
  • Fiebre. Los AINES son medicamentos más efectivos que el acetaminofén para disminuir la temperatura corporal, especialmente el diclofenec potásico.

Los AINES son medicamentos usados para eliminar el dolor, la inflamación y la fiebre, sin embargo no son efectivos para todos los tipos de dolorHaz click para twittear

Los AINES no son efectivos en todos los tipos de dolor

Estos medicamentos solo alivian el dolor de origen inflamatorio, es decir el dolor que ocurre como consecuencia de la inflamación.

Los AINES no son útiles en los dolores por otras causa, como es el caso de:

En estas condiciones los AINES pueden usarse cuando haya un trastorno asociado que produzca inflamación, lo que lleva a un cambio en el patrón del dolor.

Existen distintos tipos de AINES

Los AINES incluyen una gran cantidad de medicamentos, los más usados son:

  • Ibuprofeno
  • Naproxeno
  • Diclofenac sódico y potásico
  • Meloxicam
  • Ketorolac
  • Aceclofenac
  • Ácido mefenámico
  • Etofenamato
  • Piroxicam
  • Acemetacina
  • Ácido Acetil Salicílico (aspirina)

Esta lista incluye los AINES usados con mayor frecuencia.

Estos medicamentos se encuentran disponibles para uso por vía oral, intramuscular intravenosa, supositorios para vía rectal, así como cremas, parches y pomadas para uso directos sobre la piel.

El acetaminofén es un medicamentos analgésico y antipirético que no forma parte del grupo de los AINESHaz click para twittear

Diferencias entre los principales tipos de AINES

Cada AINE tiene propiedades que lo llevan a ser elegido en determinadas condiciones.

Ibuprofeno

El ibuprofeno es un potente analgésico,  es muy efectivo en el caso de dolor menstrual y dolor originado en estructuras óseas como los dientes y columna.

Este medicamentos se encuentra disponible en combinación con tiocolchicósido, un relajante muscular. Esta presentación es muy útil para tratar lesiones que se acompañan por  contracturas musculares.

Diclofenac

El diclofenac es más potente como antiinflamatorio, por ello es de primera elección frente a traumatismos y dolor de origen articular reumático.

También es el AINE con mayor potencia como antipirético, es decir tiene la capacidad de bajar la fiebre.

Ketorolac

El ketorolac es un analgésico potente que tiene efectos a nivel del sistema nervioso central, por eso su uso se limita al dolor de fuerte intensidad como en el caso de fracturas y postoperatorios.

Otra propiedad es su rápido inicio de acción, por lo que esta disponible en tabletas para uso sublingual que brindan un inicio de acción a los 5 minutos tras la toma.

Efectos adversos de los AINES

El uso de estos medicamentos puede acompañarse de la aparición de algunos efectos adversos que pueden llegar a tener consecuencias para la salud.

Por esta razón los AINES nunca deben ser usados sin la indicación y supervisión del médico.

El uso de los analgésicos anti inflamatorios no esteroideos se asocia con una serie de efectos adversos, algunos de ellos son graves y requieren un tratamiento médico inmediato.

Reacciones alérgicas

Los AINES son un tipo de medicamentos cuyo uso con frecuencia se asocia al desarrollo de reacciones alérgicas.

Estas se manifiestas principalmente como:

  • Picazón en la piel, los ojos o la nariz.
  • Erupciones en el cuerpo.
  • Hinchazón de los labios o las manos.
  • Dificultad para respirar.

Reacciones gastrointestinales

Los principales efectos adversos de estos medicamentos se manifiestan a nivel gastrointestinal.

Son comunes las sensaciones como  ardor, acidez estomacal y dolor de estómago. Estas pueden comenzarse a presentar desde el inicio del tratamiento y empeoran en la medida que este continúa.

 
Estos síntomas son debidos a la erosión de la mucosa del estómago por una gastritis.  Si no se toman medidas y se continua el tratamiento las erosiones se profundizan originando una úlcera gástrica, que puede traer complicaciones graves como el desarrollo de una hemorragia digestiva o la perforación de la pared del estómago.
Te puede interesar:

¿Cómo quitar el Dolor de Estómago? Medicamentos, remedios naturales y cambios en la alimentación

 

Elevación de la presión arterial

Los AINES son medicamentos que pueden afectar el normal funcionamiento de los riñones. Este efecto es más marcado en las personas que toman poca agua y además ingieren alimentos con una mayor cantidad de sal que la recomendada.

Los efectos adversos de los AINES a nivel renal se manifiestan como:

  • Retención de líquidos: Hinchazón de las manos, parpados y pies. 
  • Elevación de la presión arterial.
  • Disminución de la eficacia de algunos medicamentos para tratar la hipertensión arterial, que hace las personas hipertensas que toman AINES puedan tener elevaciones de su tensión arterial aunque estén cumpliendo su tratamiento.
  • Taquicardia, palpitaciones y dolor en el pecho.

Hemorragias

Los anti inflamatorios producen una inactivación de las plaquetas, esto hace que estas células de la sangre pierdan su capacidad de unirse y agregarse para formar los coágulos que son necesarios para taponar un vaso sanguíneo roto y permitir así detener las hemorragias.

Por esta razón estos medicamentos se encuentran contraindicados en personas con un alto riesgo de desarrollar hemorragias como es el caso de los hemofílicos y quienes toman medicamentosa anticoagulantes por algún problema cardiovascular.

Esta también es la causa por la que cuando una persona tiene síntomas como fiebre alta y dolor muscular debe tomar solo acetaminofén o paracetamol para bajar la fiebre hasta conocer bien cual es su causa, ya que algunos microorganismos como el virus del Dengue pueden afectar también la función de las plaquetas y en estos casos el uso de los anti inflamatorios puede favorecer la aparición de hemorragias que pueden llevar al desarrollo de un estado grave como es el shock. 

Si tienes fiebre alta y dolor muscular no tomes AINES

Si vives en un país tropical en donde hay casos de infección por el virus del Dengue o virus Mayaro debes evitar usar AINES en caso de síntomas como fiebre alta, dolor muscular y dolor de cabeza, ya que corres el riesgo de desarrollar una hemorragia.

 

¿Quienes tienen  mayor riesgo de desarrollar los efectos secundarios de los AINES?

Los AINES pueden ser riesgosos en las personas con las siguientes condiciones:

  • Enfermedades cardiovasculares como la hipertensión arterial
  • Personas con factores de riesgo para desarrollar un infarto cardíaco.
  • Diabetes
  • Gastritis y úlceras gástricas
  • Problemas de los riñones
  • Asma bronquial
  • Estar recibiendo tratamiento con anticoagulantes
  • Alergia a estos medicamentos

EN ESTOS CASOS DEBE EVITARSE SU USO 

Uso seguro de los  AINES

A pesar de todas estas precauciones, es posible usar estos medicamentos en los casos adecuados y de forma segura, lo que brinda una serie de invaluables beneficios.

Lo más importante es que sean indicados por el médico, esto garatizará:

  • Elegir el más efectivo y seguro en cada caso.
  • Usar la dosis adecuada.
  • Tomarlos por el tiempo adecuado.
  • Minimizar los riesgos asociados a su uso.

Recuerda: los AINES nunca deben ser usados sin la indicación y supervisión del médico. No te automediques. Incluso si te los prescribieron en algún momento no significa que puedas seguir tomándolos.

¿Tienes alguna pregunta o comentario?

Déjala abajo en la sección de comentarios y con gusto te responderé. Tus preguntas pueden ayudar a otras personas a aclarar sus dudas.

Beneficios del aloe para la salud de la piel y el aparato digestivo

La sábila es una planta muy utilizada tanto con fines ornamentales como medicinales. Esto es debido a la gran cantidad de beneficios del aloe vera para la salud. Uno de sus principales usos es a nivel externo, en el tratamiento de lesiones de la piel como erupciones, eccemas e incluso para tratar las quemaduras. En … Leer másBeneficios del aloe para la salud de la piel y el aparato digestivo

Arginina: Un suplemento que potencia tu energía

Uno de los suplementos más populares entre los deportistas es la L-Arginina, esto se relaciona con su capacidad de potenciar los niveles de energía y mejorar el rendimiento muscular con la actividad física.  En este articulo te explico como actúa y cómo debes emplearla para sacarle más provecho.

Qué es la L-Arginina

La L- Arginina es un aminoácido esencial.  Esta sencilla frase engloba dos grandes claves que hay que descifrar:

Aminoácido:  Los aminoácidos son moléculas que al unirse entre si forman las proteínas.  La mejor forma de entender esto es comparar las moléculas de las proteínas con un collar de perlas, en donde la proteína es el collar y cada perla es un aminoácido.

Esencial: Se dice que un aminoácido es esencial cuando nuestro organismo no es capaz de producirlo y por lo tanto hay que adquirirlo a través de los alimentos o los suplementos.

De esta forma podemos ver que se trata de un aminoácido necesario para el buen funcionamiento del organismo.  Esto se relaciona con la gran cantidad de funciones en las que se requiere su intervención.

Este aminoácido se encuentra en algunos alimentos como los frutos secos, las lentejas, las carnes, el salmón y los huevos. También se encuentra disponible en forma de suplementos para su uso por vía oral.

Funciones de la arginina

La arginina cumple varias funciones en el organismo, estas incluyen:

Efectos en el músculo

Los principales efectos de la arginina se producen a nivel muscular, en donde se relaciona con diversos procesos relacionados con la actividad física:

  • Incrementa la reserva de glucógeno, que es una fuente de energía para la actividad muscular.
  • Disminuye la producción de ácido láctico, sustancia que es responsable de la fatiga y el dolor muscular tras el ejercicio.
  • Aumenta el aporte de oxígeno y nutrientes al músculo gracias a su efecto dilatador sobre los vasos sanguíneos.

La L-Arginina mejora el rendimiento deportivo al aumentar el aporte de oxígeno al músculo y reducir la producción de ácido láctico con lo que disminuye la fatiga Haz click para twittear

Efectos en el tejido graso

Las grasas se acumulan en el organismo como una reserva de energía que será usada cuando el cuerpo no cuente con suficiente glucosa.  

Para poder “quemar” estas grasas debe ocurrir una serie de reacciones químicas llamadas beta oxidación, las cuales requieren de la presencia de arginina para llevarse  a cabo.

Efectos en las arterias

La arginina es el principal precursor para que se produzca una sustancia llamada oxido nítrico, que es la responsable de que ocurra el aumento en el diámetro de las arterias, proceso conocido como vasodilatación. Esto la convierte en una molécula protectora de la capa interna de las arterias mejor conocida como endotelio.

El oxido nítrico es fundamental para aumentar el aporte de oxigeno y nutrientes a los tejidos.  Su producción se relaciona con menores niveles de presión arterial por lo que es de gran ayuda en personas con enfermedades cardiovasculares.  Esto explica también por qué se suele indicar la arginina como suplemento en mujeres embarazas hipertensas o con riesgo de pre eclampsia (condición en la que ocurre la elevación de la presión arterial durante el embarazo), ya que además de prevenir las alzas de presión arterial, el uso de suplementos de arginina disminuye el riesgo de presentar complicaciones como el parto prematuro.

Este efecto vasodilatador sobre las arterias resulta beneficioso para el proceso de erección masculina, por lo que la arginina también es usada para mejorar condiciones como la disfunción eréctil.

Efecto sobre el sistema hormonal

La L-Arginina actúa favoreciendo la secreción de algunas hormonas, principalmente la insulina y la hormona de crecimiento.

Sus efectos sobre la hormona de crecimiento han llevado a que se use en el tratamiento de personas debilitadas que han perdido significativamente su masa muscular, como es el caso de ancianos y pacientes con enfermedades crónicas debilitantes.

Este efecto sobre la hormona de crecimiento favorece además los procesos de reparación muscular tras la actividad física, así como el proceso de cicatrización de las heridas.

Situaciones en las que se recomienda el aporte de L-Arginina

Este suplemento puede usarse cuando sea necesario:

  • Aumentar el nivel de energía en general.
  • Mejorar el rendimiento deportivo.
  • Disminuir el cansancio o fatiga muscular.
  • Mejorar la tolerancia al ejercicio en personas con enfermedades cardiovasculares.
  • Prevenir las alteraciones de la presión arterial en mujeres embarazadas.
  • Lograr la recuperación nutricional de personas debilitadas, con estados de desnutrición o críticamente enfermas.
  • Cicatrizar heridas.

Los efectos beneficiosos de la arginina en el ejercicio pueden ser experimentados tanto por atletas y deportistas como por personas que no tienen un entrenamiento deportivo.

¿Cómo se toma L-Arginina?

Se recomienda tomar de 3 a 5 gramos al día junto con las comidas. Este suplemento puede usarse por tiempo prolongado.

  • Uso en deportistas:  Se recomienda hacer la toma antes de iniciar el entrenamiento.
  • Potenciador energético: Se recomienda usar con el desayuno para disfrutar su efecto energizante durante el día.
  • Efecto reparador: Conviene realizar la toma con la cena, para potenciar la producción de la hormona de crecimiento que se produce durante el sueño.

 

Cuidados que deben tenerse al usar L-Arginina

Las personas que usan medicación para disminuir la presión arterial deben tener cuidado con su uso y monitorear la presión al inicio del tratamiento ya que es posible que los niveles disminuyan y sea necesario ajustar su medicación habitual.

En el caso de personas con enfermedades cardiovasculares, especialmente hipertensión arterial e insuficiencia cardíaca, es recomendable consultar a su médico para hacer un seguimiento de los efectos durante el uso de este suplemento.

Medicamentos para las convulsiones en el tratamiento del dolor crónico

El dolor crónico es un problema complejo quye muchas veces se relaciona con daños estructurales y funcionales del sistema nervioso.  Por esa razón los medicamentos analgésicos comunes no son de ayuda, siendo necesario recurrir a otros fármacos como es el caso de los medicamentos para las convulsiones.

Las personas que experimentan algún tipo de dolor crónico con seguridad han visitado a más de un especialista con el fin de encontrar la cura a su dolencia.  Estoy segura de que no me equivoco si corrijo la frase y en vez de más de uno han sido más de 10…

Esto es reflejo de una realidad, el tratamiento que han recibido no les ha ayudado, o si les ayudó no consiguen como dejarlo ¿Es así o me equivoco?

Para poder tratar el dolor crónico debemos entender mejor cómo se origina

Cuando ocurre una lesión, el dolor surge como indicativo de que ha habido un daño en los tejidos.  Bien sea un músculo, una articulación, un diente, el colon, la garganta, el corazón, una uña… cualquier tejido.

Cada estructura del cuerpo está formada por células específicas que permiten cumplir la función de esa parte del cuerpo. Además de ello hay tejido de soporte, que le da forma a la estructura, membranas que la recubren, vasos sanguíneos que le llevan sangre y nutrientes recogiendo además los productos de desecho y finalmente los nervios.

 

Los nervios originan señales que constituyen el mecanismo por el cual el cerebro recibe y envía información a los tejidos del cuerpo.  Cada tipo de información sigue una vía. Hay vías eferentes, que llevan información del cerebro a los tejidos y otras aferentes que lo hacen en sentido contrario, es decir, desde los tejidos hacia el cerebro.

Cuando hay una lesión en un órgano o estructura el tejido nervioso representado por los nervios también puede dañarse.  Si esto ocurre, el nervio lesionado puede iniciar una actividad anómala, caótica, errónea, o como queramos llamarla, lo que puede hacer que el cerebro reciba una información que no es acorde a la realidad.  Este es un mecanismo por el cual se origina el dolor crónico.

El dolor crónico es una enfermedad en sí mismo

 

Cuando una lesión conlleva a un daño secundario del sistema nervioso se asocia un nuevo problema. Los tejidos se desinflamarán y cicatrizarán con lo que dejarán de molestar, pero no ocurrirá lo mismo con el nervio dañado.

Todos hemos visto que las personas que han sufrido un accidente cerebrovascular extenso que les dejo una hemiplejia o las víctimas de accidentes con lesiones en la medula espinal que están paralíticas no recuperan las funciones perdidas.  Esto se debe a que en el momento actual no es posible curar las lesiones del sistema nervioso.

Algo similar ocurre con los nervios lesionados que originan impulsos o señales erróneas al cerebro. Una vez que esto comienza no se puede detener, el cerebro recibe una señal que le dice que hay dolor, ardor, pinchazos, agujetas, quemazón, picazón, presión, punzadas, frío, calor cuando a simple vista en esa zona no está pasando nasa.

El cerebro se fía de esa información y la procesa como una realidad, lo que hace que se sienta algo que en realidad no está pasando.

Pero aquí hay que aclarar algo importante: El hecho de que el cerebro reciba una información de algo que no existe no significa que el problema no existe, valga la redundancia.  El paciente experimenta las molestias, las vive y las sufre.

Por eso se dice que el dolor crónico es una enfermedad en sí mismo, porque es un trastorno que se mantiene aunque haya desparecido la causa que le dio origen. Es una nueva enfermedad que obliga a hacer cambios y que también necesita ser tratada.

 

¿Cuál debe ser el tratamiento del dolor crónico?

Como dije anteriormente, la lesión delos nervios es una causa de dolor crónico.  Si hay muchas causas habrá muchos aspectos a considerar a la hora de definir el tratamiento.

Uno de los aspectos a evaluar es identificar si ha ocurrido este daño al sistema nervioso.  De ser así la única forma de hacer que desaparezca el dolor es actuando sobre esa señal anómala.  El tratamiento definitivo sería cambiar el nervio o regenerarlo, pero eso aún no lo podemos hacer…

 

¿Por qué se usan medicamentos para las convulsiones en el tratamiento del dolor crónico?

Cuando estudiamos los mecanismos que originan el dolor crónico nos encontramos con que son similares a los que producen las convulsiones.

En las enfermedades como las epilepsias, un grupo de células cerebrales (neuronas) “se liberan” de los diversos mecanismos de control y adquieren la capacidad de enviar señales de forma autónoma. Esto se manifiesta como movimientos involuntarios, espasmos musculares, sacudidas de alguna parte del cuerpo e incluso pérdida de la conciencia.

En el dolor crónico, la lesión de los nervios, que no son más que las prolongaciones de las neuronas, hacen que estas se liberen también de los mecanismos de control y también envían señales de forma autónoma.

Esto explica por qué se puede tratar eficazmente el dolor crónico que lleva asociado un daño en los nervios (conocido como dolor neuropático) con medicamentos para tratar la epilepsia y otras formas de convulsiones (no todas las convulsiones son del tipo epilepsia).

 

Haz click aquí para saber más sobre Dolor neuropático

 

Esta es la razón por la que se usan medicamentos como Gabapentina, Pregabalina, Carmabazepina, Topiramato y Clonacepam para tratar el dolor crónico.

El uso de estos medicamentos se ha generalizado, como verás se han convertido en una opción ampliamente usada para tratar el dolor crónico, como se muestra en la pagina de un centro reconocido a nivel mundial como lo es la Clínica Mayo.

 

¿Qué preguntan los pacientes cuando se les indica medicinas para las convulsiones como medicación para el dolor?

 

Cuando se le indica un medicamento anticonvulsivo a un paciente como tratamiento para el dolor crónico, o cuando este lo descubre al investigar la composición de los medicamentos que recibe, surgen muchas dudas e inquietudes.  Aquí les dejo las más frecuentes:

 

¿Tengo convulsiones o puedo llegar a tenerlas?

La respuesta es NO. Tomar un medicamento para las convulsiones no lleva a padecer convulsiones ni ser epiléptico. La medicación para la epilepsia es un tratamiento seguro y eficaz para personas con dolor crónico.

¿Puedo manejar si tomo estos medicamentos?

Lo ideal es no llevar a cabo actividades que requieran estar alerta o que puedan acarrear riesgos de lesiones propias o a terceros. Sobre todo al principio del tratamiento es posible que tenga somnolencia o que no se sienta completamente alerta, así que lo más seguro para usted y los demás es que no conduzca automóviles mientras reciba fármacos anticonvulsivos para tratar el dolor crónico.

¿Estos medicamentos pueden ser usados en ancianos?

Si pueden usarse y son más seguros que los antidepresivos en este grupo de edad.  Sin embargo, en el caso de los ancianos hay que iniciar con dosis muy bajas.  Yo particularmente inicio el tratamiento con anticonvulsivantes en mis pacientes con una sola toma en la noche, cuando el paciente ya se haya acostado y no subo la dosis mientras haya somnolencia, que suele pasar en unos pocos días.  Estas medidas las adopto ya que existe mucho riesgo de que la somnolencia lleve a que ocurra una caída lo cual puede tener consecuencias catastróficas como una fractura de cadera.

¿Los anticonvulsivos pueden tomarse junto con los anti inflamatorios?

Si pueden usarse de forma combinada. Sin embargo, los analgésicos anti inflamatorios no deben ser usados por un tiempo prolongado. En la medida que se va controlando el dolor se pueden suspender los analgésicos y seguir con el remedio anticonvulsivo solo.

¿Puedo tomar gabapentina combinada con pregabalina?

Estos medicamentos no deben tomarse juntos ya que tienen un mecanismo de acción similar.  Debe usar uno u otro.  Por lo general la pregabalina es más potente, sin embargo hay pacientes que responden mejor a la gabapentina. En mi experiencia los pacientes con trastornos como la neuropatía diabética responden mejor al tratamiento con gabapentina.

¿Estos medicamentos pueden ocasionar dependencia?

No, los medicamentos para las convulsiones no ocasionan dependencia.  Una vez controlado el dolor se puede disminuir progresivamente la dosis de los fármacos anticonvulsivantes e incluso suspenderlo en algunos casos. Lo más probable es que haya que usarlo por un tiempo prolongado, manteniendo la dosis más baja con la que se logre el alivio.

Principales medicamentos para las convulsiones usados en el tratamiento del dolor crónico

 

Como se enumeró más arriba existen varios medicamentos antiepiléticos que son usados en el tratamiento del dolor.  Es posible que los estés usando sin saber que se trataba de un fármaco antiepiléptico.

Los principales anticonvulsivantes usados en el tratamiento del dolor crónico son los siguientes.

Carbamazepina

Este es uno de los primeros anticonvulsivantes usados en el tratamiento para el dolor crónico.  Su principal uso en la actualidad es para el tratamiento del dolor localizado en la cara debido a la lesión de un nervio que es conocido como neuralgia de trigémino.  Se trata de un dolor muy intenso, que se manifiesta como un corrientazo cada vez que el paciente abre la boca o mueve la cara.  En el pasado este dolor llevaba al suicidio a un gran número de personas que lo padecían. Tras la aparición de la carbamazepina 200 mg estas personas recuperaron las ganas de vivir. La marca comercial más conocida de este anticonvulsivante es el Tegretol ®

Neuralgia del Trigémino

Conoce cuáles son los síntomas, las causas y las opciones de tratamiento para el dolor en la cara debido a Neuralgia del Trigémino

Gabapentina

La gabapentina es un medicamento de desarrollo más reciente a la carbamacepina.  Se usa en el tratamiento del dolor neuropático, es decir, dolor por lesión de nervios.  Los principales trastornos en los que se usa la gabapentina son en el dolor crónico por neuropatías como la neuropatía diabética y la neuralgia post herpética.  Esta última es un dolor muy intenso debido a la infección por el virus del Herpes Zoster (esta enfermedad se conoce comúnmente como culebrilla). Las marcas comerciales más conocidas de gabapentina son Neurontin® y Gabictal®

Yo suelo usar la gabapentina en el tratamiento del dolor crónico en ancianos porque es bien tolerada. Además es una ventaja que cuenta con cuatro presentaciones: gabapentina 300 mg, gabapentina 400 mg, gabapentina 600 mg y gabapentina 800 mg, lo que permite que pueda hacerse ajustes de la dosis y personalizarla según las necesidades.

 

Pregabalina

La pregabalina apareció después de la gabapentina.  Es un medicamento con acción similar pero que tiene una mayor potencia.  Es un buen tratamiento para el dolor neuropático por afectación de las raíces nerviosas que se originan en la columna por procesos como las hernias discales y dolor crónico de espalda por artrosis de la columna vertebral.  La pregabalina es uno de los principales medicamentos para el tratamiento de la fibromialgia.

Al igual que ocurre con gabapentina, existen 4 presentaciones de pregabalina, lo que facilita hacer los ajustes de la dosis de pregabalina para tratar el dolor.  Contamos con pregabalina 75 mg, pregabalina 150 mg y pregabalina 300 mg.  También existe una pregabalina 25 mg pero en el momento actual solo la comercializa Pfizer como Lyrica ® 25 mg. Las principales marcas comerciales de pregabalina son Lyrica ® y Prebictal ®

 

Topiramato

El topiramato es un fármaco antiepiléptico que es muy eficaz en el tratamiento de la migraña, ayudando además a prevenir la aparición de crisis migrañosas. La marca comercial de topiramato es Topamax ®. Este medicamento se encuentra disponible en varias presentaciones: topiramato 25 mg, topiramato 50 mg, topiramato 100 mg y topiramato 200 mg.

 

Clonazepam

El clonacepam es un medicamento antiepiléptico que tiene también otros efectos a nivel del sistema nervioso. Por esta razón también se usa para tratar la ansiedad, el insomnio y la tensión muscular.  Es un excelente medicamento para tratar el dolor crónico músculo esquelético debido a condiciones como los espasmos musculares y el síndrome miofascial. La principal marca comercial de clonazepam es el Rivotril ®.  Este medicamento se encuentra en dos presentaciones en tabletas, clonazepam 0,5 mg y clonazepam 2 mg.

 

Si tienes alguna duda adicional sobre estos o cualquier otro tipo de medicamentos para el dolor crónico puedes dejarla en los comentarios.  Allí te dejaré la respuesta.  También puedes acceder al grupo de Facebook Seguidores de Webdeldolor, En este link encontraras la discusión sobre este tema.

Todos los medicamentos aquí mencionados SOLO DEBEN SER USADOS POR INDICACIÓN Y BAJO SUPERVISIÓN DE UN MÉDICO ESPECIALIZADO. 

Uso correcto de las medias de descanso para tratar las várices de las piernas

 

 

 

Una de las medidas más efectivas no solo para eliminar el dolor por várices, sino a demás para prevenir que aparezcan o empeoren es el uso de medias para várices o calcetines para várices.  Estas se conocen habitualmente como medias de compresión.

Várices en las piernas, mucho más que un problema estético

 

Las várices son dilataciones que ocurren en las venas de las piernas.  Son un trastorno que es debido a la pérdida de la resistencia de la pared de la vena que ocurre por varias causas, principalmente el efecto de la gravedad y factores hereditarios.

Existen varios tipos de tratamientos para las várices en las piernas, sin embargo, el tratamiento más efectivo es la compresión de las piernas.  Otras opciones como la infiltración, aplicación de rayos láser o incluso la cirugía solo mejoran temporalmente el aspecto estético. Estas opciones no curan las várices ni ayudan a prevenir su aparición.  Más bien tras estos tratamientos suelen aparecer más venas y de peor aspecto.

¿Cómo funcionan las medias para várices?

 

Las medias para várices están elaboradas con un material elástico.  Esto favorece que se estiren y ejerciten compresión en las piernas. Estos materiales son distribuidos a lo largo de la media de distinta forma, con el objetivo de generar un gradiente de presión que favorezca que la sangre fluya desde el tobillo hacia el muslo. Por esta razón, estos calcetines ejercen una mayor presión en el tobillo que disminuye en la zona de la pantorrilla.

Otro mecanismo que contribuye a que logren su efecto es que la compresión que ejercen estas medias hace que las venas de las piernas no se dilaten.

Este hecho es de gran importancia ya que las venas de las piernas contienen un sistema de válvulas en su interior que se cierran para evitar que la sangre fluya en sentido retrogrado, es decir desde arriba hacia abajo. Cuando las venas se dilatan estas válvulas no cierran completamente, lo que favorece que la sangre se acumule en los tejidos de los pies y el tobillo produciendo un síntoma característico como lo es la hinchazón o edema del tobillo.

 

Las medias para várices tienen dos efectos beneficiosos sobre la circulación de las piernas:

  • Favorecen la circulación al facilitar el retorno venoso.
  • Evitan que la sangre se acumule en las venas de las piernas.
  • Previene que las várices aumenten de tamaño.
  • Evita que se hinchen los tobillos y los pies.
  • Previenen la aparicion de enrojecimiento o cambios en la piel.
  • Evitan que se desarrollen úlceras varocosas.

Todo esto ayuda que desaparezcan las molestias como el cansancio, el dolor y la pesadez

¿Cómo elegir las medias para várices más adecuadas?

 

Existen varios tipos de medias o calcetines para las várices.  Para elegir el más adecuado es necesario evaluar la magnitud y la localización de estas venas tortuosas.

Medias más adecuadas según la magnitud de las várices

 

Uno de los factores más importantes a tomar en cuenta al momento de seleccionar estas medias es el grado de las várices.

Las várices pueden ir desde pequeños vasos de color morado o azul llamados estallidos de cohete, hasta venas tortuosas prominentes muy dilatadas que se acompañan por hinchazón o cambios en la coloración de la piel.

Según el grado de afectación de la pared de la vena se requerirá una menor o una mayor compresión.  En este sentido existen tres tipos de medias para várices:

Medias de compresión leve

Ejercen una compresión de 10 a 17 milímetros de mercurio (mm Hg).Estas medias se conocen también como medias de descanso.  Como indica su nombre ejercen una compresión leve sobre la pierna, por lo que se utilizan para las várices en sus fases iniciales.  También se utilizan en personas que realizan actividad física, en personas con cansancio en las piernas, en mujeres embarazadas o en quienes deben permanecer mucho tiempo sentado o de pie ya que constituyen la mejor medida para prevenir la aparición de várices.

Medias de compresión moderada

Ejercen una presión mayor en la pierna, que va de 18 a 32 mm Hg.  Son el tipo de media ideal en los casos de várices leves a moderadas, en especial si hay hinchazón del tobillo.

Medias de compresión fuerte

Este tipo de várices ejercen una presión fuerte, por encima de los 32 mm Hg.  Se usan cuando hay várices severas o cuando hay complicaciones como los cambios en la piel (enrojecimiento u oscurecimiento) o la aparición de ulceras varicosas.  Estas medias no siempre son bien toleradas, a veces se hace difícil acostumbrarse a ellas.

Medias más adecuadas según la localización de las várices

 

Las várices pueden aparecer a nivel del tobillo, en la pierna, detrás de la rodilla o bien en toda la pierna incluyendo el muslo. La localización de las várices es un factor que determina si se deben usar medias cortas hasta la rodilla o medias largas que compriman también el muslo.

Con la finalidad de dar una opción de tratamiento a cada tipo de várices, existen tres tipos de medias o calcetines, estos son:

Medias y calcetines para várices en el tobillo y pierna

 

Medias cortas 

Las medias cortas llegan hasta la altura de la rodilla.  Son las más indicadas en las várices leves o que se localicen solo a nivel de la pierna.  Pueden estar confeccionadas en tejidos de nylon o lycra tipo media para dama y son el tipo más usado de medias para várices para mujeres.  También están disponibles en algodón tipo calcetín, estas son el tipo de medias para várices para hombres. Aunque los calcetines también son usados por las mujeres.

 

Medias y calcetines para várices en la parte posterior de la rodilla y muslo

Medias largas

Las medias o calcetines largos llegan más arriba de la rodilla, pueden cubrir parte del muslo o su totalidad.  Son el tipo de medias más cómodas. Pueden tener punta abierta o cerrada. Este tipo de medias son útiles cuando las várices se ubican por detrás de las rodillas (várices poplíteas) o llegan a la parte inferior del muslo. 

Por lo general se sujetan por bandas de silicón o bien mediante ligas.

 

Medias tipo panty

Este tipo de medias abarcan la totalidad de la pierna alcanzando la cintura y sujetándose al abdomen. Están indicadas cuando las várices abarcan toda la pierna.

Estas medias estan disponibles con un orificio en la zona del piso de la pelvis que facilita el proceso de micción y evacuación al no requerir quitarse las medias en estas situaciones.

En qué casos no deben usarse las medias de compresión

 

Estas medias se emplean para favorecer la circulación venosa.  Las personas con trastornos que afecten a la circulación arterial no deben usarlas.

Las personas con enfermedades que afecten la sensibilidad de las piernas, como la diabetes y las neuropatías, no deben usar estas medias.

Otras condiciones en las que no deben usarse estas medidas son cuando existan problemas inflamatorios de la piel, ulceras que no sean de origen varicoso o alergia a los tejidos que componen las medidas.

Consejos para usar adecuadamente las medias y calcetines para várices

 

Estas medias son muy firmes lo que hace que puedan ser algo difíciles de colocar. Se recomienda colocarlas por la mañana, tratando de permanecer con ellas todo el día.

Los siguientes consejos te ayudarán a colocártelas mejor y más fácilmente:

  • Acostarte con las piernas levantadas por unos 10 minutos antes de colocar las medias. Esta medida ayuda a drenar los líquidos lo que facilita colocar las medias.
  • Enrollar la media hasta la parte que corresponde al tobillo.
  • Calzar el pie, tratando de estirar mucho a nivel de los dedos, si es posible déjelas un poco suelta en la punta para que este más cómodo.
  • Al llegar al tobillo estirar hasta adaptarlas bien en esta zona.
  • Comenzar a desenrollar sobre la pierna evitando que queden pliegues.
  • En el caso de que se trate de una media panty se recomienda calzar una pierna hasta la rodilla, luego calzar la segunda pierna e ir subiendo ambas desde la rodilla hasta el muslo.

 

En este video podrás visualizar mejor como colocarte las medicas para várices.

 

Antidepresivos para tratar el dolor crónico

 

 

 

 

Muchos pacientes con dolor crónico reciben tratamiento a base de medicamentos antidepresivos.  Generalmente al indagar sobre su medicación y encontrarse con el hecho de que reciben medicamentos para la depresión pueden sentirse algo confundidos, especialmente si su dolor no se acompaña de cambios en las emociones. Sin embargo, la prescripción de antidepresivos para tratar el dolor se basa en la eficacia de estos medicamentos en personas con dolor crónico.

Al tratar el dolor crónico se emplean varios tipos de medicamentos.  Esta condición puede ameritar que los analgésicos se empleen en combinación con fármacos que tienen un mecanismo de acción diferente, llamados medicamentos coadyuvantes. Los principales medicamentos coadyuvantes son los fármacos conocidos como antidepresivos.

¿Qué son los antidepresivos?

 

Se trata de un grupo muy amplio de medicamentos. Estos fármacos son usados principalmente para tratar la depresión. Una condición que se caracteriza por una tristeza extrema que afecta profundamente la calidad de vida de quien la padece.

Los antidepresivos han mostrado tener además la capacidad de potenciar el efecto analgésico de los medicamentos habitualmente usados para aliviar el dolor.  Esto se logra gracias a su capacidad de incrementar el efecto calmante de los analgésicos, lo que ha llevado a usar antidepresivos para tratar el dolor, más que por un efecto calmante sobre el dolor en sí.

Los antidepresivos potencian el efecto analgésico de otros medicamentos

Cabe destacar que este efecto potenciador se obtiene a dosis inferiores a las que estos medicamentos actúan como antidepresivos.  Por tal razón, si bien una persona con dolor crónico puede estar deprimida, el tratamiento de la depresión con estos medicamentos se efectúa con una dosis distinta a la necesaria para alcanzar el efecto coadyuvante, incluso el antidepresivo a usar puede ser diferente.

 

¿Por qué los antidepresivos ayudan a eliminar el dolor?

 

Los medicamentos antidepresivos aumentan los niveles de algunos neurotransmisores en el cerebro.  Los neurotransmisores son sustancias producidas por las células nerviosas o neuronas con la finalidad de comunicarse entre sí.

En el cerebro existen diversas áreas, cada una con una función bien definida. La percepción y la respuesta frente al dolor tiene sus áreas. En el cerebro hay una estructura llamada tálamo, que junto con la médula espinal constituye los centros encargados de procesar los estímulos dolorosos.

El tálamo recibe información del exterior, la procesa y envía una respuesta.  Este sistema cuenta con un mecanismo inhibidor de las señales dolorosas, es decir, contamos con sistemas que permiten disminuir el dolor e incluso eliminarlo.  Entre los neurotransmisores relacionados con los efectos analgésicos propios se encuentran las encefalinas, se trata de unas moléculas similares a la morfina que se encuentran principalmente en la medula espinal. Otros neurotrasmisores relacionados con las vías del dolor son la serotonina y la noradrenalina.

Uno de los mecanismos relacionados con el desarrollo de dolor crónico es el funcionamiento inadecuado de estos sistemas, especialmente cuando su alteración lleva a que existan niveles bajos de serotonina y noradrenalina. Los antidepresivos actúan aumentando los niveles de estas sustancias lo que además de estabilizar las emociones, ayuda a regularizar el funcionamiento de los mecanismos relacionados con el procesamiento del dolor.

Por esta razón es habitual que se usen medicamentos antidepresivos para tratar el dolor.  Lo que se busca es nivelar los niveles de neurotransmisores en el cerebro que ayudaran a que los analgésicos logren alcanzar un mayor efecto, y por lo tanto un mayor alivio del dolor.

 

Existen varios tipos de antidepresivos

 

Los antidepresivos son medicamentos que se distribuyen en varios grupos según sus efectos en los distintos neurotransmisores.

Los más usados en el tratamiento del dolor son: Amitriptilina, Imipramina, Desipramina, Duloxetina y Venlafaxina.

Estos medicamentos son por lo general bien tolerados.  Sus principales efectos adversos incluyen sequedad de la boca, sequedad de los ojos, somnolencia, estreñimiento y retención de orina.  La magnitud de los efectos dependerá del tipo de antidepresivo usado.

 

Algunas recomendaciones que debes seguir a la hora de tomar antidepresivos para tratar el dolor

 

Las personas que reciben antidepresivos pueden desarrollar algunas molestias al principio del tratamiento.  Estas suelen ir pasando con el paso de los días.

A continuación encontrarás algunos consejos que serán de utilidad para aminorar estos efectos:

Sequedad bucal.  Procure tomar abundante agua.  Se recomienda tener a mano un envase con agua, incluso durante la noche.

Cansancio. Algunas personas pueden desarrollar fatiga o cansancio.  La mejor forma de contrarrestar esta molestia es tomar la medicación al acostarse, igualmente es de ayuda realizar actividad física regular o incluir una siesta durante el día.

Náuseas.  Una buena forma de evitar esta molestia es tomar el antidepresivo con los alimentos. También es de ayuda hacer comidas menos abundantes varias veces al día.

Aumento de peso.  Algunos antidepresivos pueden llevar al aumento de peso por una combinación de retención de líquidos y aumento del apetito.  Esto puede contrarrestarse al incrementar la actividad física y bajar el consumo de carbohidratos y grasas.

Alteraciones sexuales.  Las personas que usan antidepresivos para tratar el dolor pueden experimentar una disminución del apetito sexual o incluso una dificultad para alcanzar el orgasmo. Una forma de contrarrestar este efecto es usando un antidepresivo que pueda usarse una vez al dia y mantener la actividad sexual antes de la toma.  A veces puede ser necesario descansar uno o mas días a la semana (suspender la toma).

 

Los antidepresivos deben usarse con cautela en los adultos mayores

 

Los efectos secundarios de los antidepresivos pueden ser más severos en los adultos mayores, incluso empleando dosis bajas de antidepresivos para tratar el dolor.

En los ancianos la sequedad bucal y ocular suele ser más molesta.  En el caso de la presencia de aumento de tamaño de la próstata, estos medicamentos pueden agravar la dificultad para orinar.

Un efecto adverso que ocurre con mayor frecuencia en los mayores de 65 años es la alteración de la actividad del corazón, lo que favorece la aparición de arritmias cardíacas.  Otro efecto cardiovascular común en esta población es la hipotensión ortostática, se trata de una sensación de desvanecimiento que ocurre cuando la persona se incorpora de forma rápida.

 

Beneficios del paracetamol en el tratamiento del dolor crónico

Uno de los analgésicos más ampliamente utilizados es el paracetamol, también conocido como acetaminofén.  Es un medicamento analgésico que ha ganado su lugar para el alivio de dolores comunes, bajar la fiebre y mejorar las molestias asociadas a las infecciones virales y los resfriados, sin embargo más allá de estas condiciones, hay que tener presente al paracetamol en el tratamiento del dolor crónico gracias a su seguridad y buena tolerancia.

Leer másBeneficios del paracetamol en el tratamiento del dolor crónico

Paracetamol, el medicamento analgésico más seguro

El Paracetamol, también conocido como Acetaminofén, es uno de los medicamentos más utilizados a nivel mundial por su eficacia y seguridad.  Está indicado principalmente para el alivio del dolor y para disminuir la temperatura en personas con fiebre. Uno de los aspectos clave para lograr un mayor alivio es usar la dosis correcta a intervalos correctos, así como sus combinaciones con otros fármacos.

Leer másParacetamol, el medicamento analgésico más seguro